Consejos para que tu bebé no sufra en el periodo de adaptación

bebé en su periodo de adaptación

El periodo de adaptación es algo por el que todos hemos tenido que pasar. Pero eso no quita que sea complicado. Muchos padres no saben cómo afrontar la situación de una forma adecuada.

¿Quieres saber cómo hacer que tu bebé no sufra durante el mismo? Te lo contamos todo.

Qué es el periodo de adaptación

Escuela infantil

La primera pregunta que nos tenemos que hacer es ¿qué es el periodo de adaptación?

Se le llama periodo de adaptación al tiempo qué tarda en acostumbrarse y aceptar un bebé la entrada a la guardería o escuela infantil, por primera vez o después de vacaciones.

Durante ese periodo, el bebé cambia de golpe de hábitos, por lo que podemos decir que es una época de grandes cambios. Estos influyen de gran manera a su carácter, comportamiento, etcétera.

La primera vez que el bebé se separa de papá y mamá, o de sus familiares queridos, puede ser muy estresante. Dado que de estar en un ambiente controlado donde se sentía seguro y protegido, el pequeño ahora se encuentra con un ambiente totalmente desconocido.

Etapas del periodo de adaptación

Como muchos procesos, el periodo de adaptación se puede dividir por etapas:

  • Etapa de inadaptación: En la primera etapa, por mucho que hayas preparado a tu bebé para la situación, es inevitable que sufra periodos de estrés en la separación. Requiere de mucha paciencia y calma por parte de los padres.
  • Etapa de adaptación: Este es el periodo donde tu niño empieza a tener que adaptarse a la nueva rutina. Puede que tu bebé empiece a parecer que tenga menos energía y esté más deprimido. Esto es algo completamente normal, y poco a poco mejorará.
  • Etapa de compensación: En esta última etapa, tu hijo empieza ya a acostumbrarse, y se le nota de un ánimo normal, poco a poco se va alejando de los padres de forma más natural.

Consejos para que sufra menos en el periodo de adaptación

bebé con el periodo de adaptación superado

Ahora vamos hablar de cómo puedes hacer que el periodo de adaptación de tu bebé sea más sencillo.

Una incorporación progresiva

Siempre que vuestros horarios lo permitan, es preferible que la incorporación de vuestro hijo se haga de forma progresiva. Así evitaremos que el choque sea tan brusco y pueda asimilar mejor su situación.

Normalizar las conductas de tu bebé

Si consideráis las conductas como normales durante el periodo de adaptación, reduciréis vuestra preocupación y vuestra presión.

Esto os ayudará a que afrontéis mejor la situación y ayudéis a vuestro hijo de una forma mejor.

No compares

Cada niño tiene su propio periodo de adaptación, unos tardan más, y otros menos. El objetivo es ofrecer ayuda al pequeño para que todo sea mucho más fácil.

No hables de las ventajas que te supone la guardería

Debes evitar hablar delante del pequeño sobre las ventajas que te aportan a ti que lleves a tu hijo a la escuela infantil. Por ejemplo, poder tener más tiempo libre, trabajar más, etcétera…

Esto, aunque sean pequeños, puede generar un montón de emociones negativas y no les va a hacer bien.

Habla con él sobre las ventajas que le aportan ir a la escuela infantil

Tienes que hablar en todo momento de lo divertido que puede ser ir a la guardería, recuérdale todas las actividades que puede hacer que le gustan, ver películas, los cuentos, jugar con otros niños…

Todo ello hará que tu hijo poco a poco vaya relacionando la escuela infantil con algo positivo y divertido y hará que su proceso de adaptación sea más sencillo.

Vigila tu lenguaje no verbal

Debes evitar mostrarte con tristeza o inseguridad a la hora de dejar a tu bebé en la guardería, pues tu hijo lo notará. Transmite mucha seguridad y confianza para que tu hijo vea que todo está bien.

Una despedida rápida

La llegada a la escuela no debe ser con prisas, se aconseja que los primeros días los padres le acompañen al aula un tiempo. Aunque las despedidas deben ser breves y muy alegres.

Una despedida larga y triste solo hará que la inseguridad de tu pequeño crezca y eso se traduce en un mayor y peor proceso de adaptación.

Despídete siempre

Cuando lleves a tu hijo a la escuela infantil despídete siempre de él, nunca desaparezcas. Eso solo generaría estrés al niño y como ya hemos dicho no debe sentirse abandonado nunca.

Una rutina de asistencia

bebé

Con esto queremos decir que tu bebé debe asistir diariamente a la escuela infantil, todo ello hará que cree un hábito. Si sus rabietas consiguen que deje de asistir aprenderá algo erróneo y aumentará el periodo de adaptación.

Como ves, el periodo de adaptación es algo que necesita de mucha paciencia y apoyo por parte de los padres. Estos consejos os pueden ayudar a que consigáis que vuestro hijo pase por esto de una forma más sencilla y rápida.

Ir arriba