Esto es lo que pasa en la semana 16 de embarazo

Mujer embarazada junto a su pareja

Si ya estás en la semana 16 de embarazo, o estás a punto, notarás que todo «es de color de rosa». Las molestias se han marchado (o deberían) y ya empiezas a tener muchas ganas de verle la carilla a tu bebé.

Pero, ¿qué ocurre exactamente en esa semana? ¿Qué pasa en el embarazo durante el transcurso de los siete días? No te preocupes, te lo contamos todo.

El cuerpo de la embarazada

Mujer en su semana 16 de embarazo

Debes saber que te queda solo un mes para llevar la mitad del embarazo. Y sí, sabemos que va a costar la siguiente mitad porque tendrás unas ganas locas por conocer a tu bebé.

Sin embargo, en la semana 16 hay algunos cambios a tener en cuenta en el cuerpo de la embarazada. Entre ellos:

Tendrás que empezar a dormir de lado

Mujer embarazada con ropa para su hijo

Pues sí, lamentablemente si eres de las que duerme con el estómago pegado al colchón vas a tener que despedirte de esa postura por unos cuantos meses. Y es que tu barriguita va creciendo y hace que sea imposible dormir así (salvo que uses algún accesorio que sí lo permita).

Además, tampoco es bueno dormir bocarriba, porque hará que la presión en la vena cava aumente y eso no es nada bueno. Así que lo mejor es dormir de lado, da igual que sea del derecho o del izquierdo, pero tendrás que acostumbrarte.

¡Sentirás a tu bebé en el embarazo!

Mujer en su semana 16 de embarazo en la playa

En la semana 16, si no ha ocurrido antes, vas a tener una gran sorpresa: ¡notarás a tu bebé! Son los movimientos fetales y lo cierto es que estarás todo el día queriendo sentirlo, pero tranquila, que no se mueve mucho y a veces puedes confundirlos con gases.

Tu piel cambiará durante esta semana de embarazo

Seguro que alguna amiga te habrá preguntado qué te has echado para tener una piel tan brillante. Pues bien, eso es causa del aumento de la sangre hacia los capilares y también de producir más sebo. Así que cuidado si tienes la piel grasa.

Además, no te asustes si te salen manchas oscuras. Son conocidas como melasma y se irá cuando des a luz.

Hemorragias nasales

Sí, es probable que de vez en cuando, te sangre la nariz. Esto es algo natural porque, cuando aumenta tu volumen sanguíneo, a veces se puede romper alguna venilla, pero nada de lo que asustarte.

Muchas veces se puede tratar con humidificadores, o colocando vaselina en la zona de la nariz para aliviar los problemas.

Dolores lumbares

Aquí empezarán, porque es algo que, con el crecimiento de la barriga, vas a sufrir. Esto es porque se cambia el centro de gravedad y claro, eso hace que te duela ya que ha de soportar el peso la columna vertebral.

Mareos en el embarazo

No te asustes si te sientes así. Es algo habitual y, de nuevo, debido a las hormonas y a la circulación.

Si te pasa, intenta hidratarte y estar tranquila, túmbate y relájate para evitar problemas mayores.

Cómo está el bebé en la semana 16 de embarazo

¿Quieres saber cómo está tu bebé? Pues que sepas que ahora es tan grande como una manzana. Sí, lo sabemos, el embarazo va demasiado lento para tu gusto, pero no podemos acelerarlo.

Tu bebé empieza a fortalecer los músculos y es en esta semana cuando empezará a moverse, a veces un poco torpe, pero poco a poco irá cogiendo equilibrio en los brazos y las piernas.

En cuanto a las orejitas, estas van casi casi a situarse en la posición final y a partir de este momento debes saber que podrá escucharte, así que ojo con lo que le dices. Si le pones música, le cantas o le hablas, a lo mejor y te responde con una patadita.

Y otro punto importante… las ecografías. En esta semana podrías saber si es niño o niña, pero cuidado, porque es posible que no se vean bien y si te dicen que es una niña, semanas después pueden decirte que es un niño. Así que si no quieres hacerte ilusiones, te va a tocar esperar un poco más.

Analíticamente, tu bebé pesará entre 80 y 100 gramos y medirá entre 11 y 13 cm. Además, debe de:

  • Aparecer pelo en las cejas, y también en el labio superior. Pero después de nacer lo perderá.
  • Empezarán a nacer las uñas, tanto de las manos como de los pies.
  • Las huellas dactilares, esas que cada persona tiene «únicas», también salen en esta semana.
  • Comienza la hematopoyesis. ¿Qué es? Pues la formación, desarrollo y puesta en marcha de todos los elementos que componen la sangre para que sea él, y no tu, quien se sustente con su propia sangre y corazón.
  • Los ojos querrán abrirse. Por ahora los párpados permanecerán cerrados, pero el bebé ya empezará a mover los ojos a un lado y a otro.

Ya queda menos para que el embarazo culmine pero, mientras tanto, disfruta de ese vínculo que te une a tu bebé porque después lo echarás mucho de menos.

Ir arriba