Esto es lo que pasa en la semana 20 de embarazo

Mujer en estado de embarazo

Ya has llegado a la semana 20 de embarazo (o estás a punto de llegar) y, como es habitual, empezarán a surgir un montón de dudas sobre lo que va a pasar en toda esta semana.

¿Qué pasa en la semana 20 de embarazo? ¿Cómo está mi hijo? ¿Qué cambios voy a notar en mi cuerpo? Aquí vamos a resolverte todas esas dudas.

El cuerpo de la embarazada en la semana 19

Mujer esperando a su hijo

Estás en tu semana 20 de embarazo, y como ya sabes, significa que comienzan una serie de cambios y procesos en tu cuerpo. 

Entre todos los cambios que podrás notar están:

Cambios en la respiración y el ritmo cardíaco

En la semana 20 de embarazo la respiración se vuelve mucho más profunda y el ritmo cardíaco se acelera. Todo esto para compensar el sobreesfuerzo que tiene que hacer el sistema circulatorio para bombear tanto tu sangre como la del feto.

Te sentirás mucho más cansada y con sueño

Algo muy habitual es sentirse mucho más cansada de lo normal junto con una sensación de sueño mucho mayor. Todo esto debido al gran gasto de energía que tiene ahora mismo tu cuerpo.

Pueden aparecer sofocos, mareos o palpitaciones

En la semana 20 de embarazo puede volverse común la aparición de sofocos, mareos o palpitaciones. Todo esto se produce, debido al aumento del volumen sanguíneo y el mayor tamaño del útero.

Suelen aparecer en situaciones estresantes o al acostarse boca arriba. Cuando te acuestas sobre tu espalda, el útero puede comprimir la vena cava inferior, provocando así una bajada de tensión y mareo.

Por eso, te recomendamos siempre acostarte y dormir sobre el lado izquierdo del cuerpo. Esto hará que la vena cava inferior no se comprima, lo que reducirá los mareos. También deberías beber muchos líquidos y una dieta muy rica en hierro para prevenir los mareos y la anemia.

Mayor sensibilidad en las encías

En esta semana de embarazo es algo común que las encías estén mucho más sensibles o incluso sangren a la hora del cepillado. 

El aumento del flujo sanguíneo junto con los cambios hormonales facilita mucho el sangrado y hace que tengas mucha más predisposición a contraer infecciones. Por ello, se aconseja mantener una muy buena higiene dental durante el embarazo.

Además, no te vendría mal que concertaras algunas citas periódicas con tu dentista para que revise porque puede ocurrir que te salgan más caries.

Ecografías y control del embarazo en la semana 20 de embarazo

Madre esperando a su hija

En la semana 20 de embarazo es el momento ideal para realizar la ecografía morfológica del bebé. Se trata de un examen detallado de cada órgano para comprobar que no existe ningún tipo de malformación o anomalía en el feto.

En caso de encontrarse algún tipo de anomalía, se comenta con los padres y si es necesario se realizan pruebas más exhaustivas. Si se determina que es un caso grave, la legislación española da la posibilidad de interrumpir el embarazo.

Cómo está el bebé en la semana 20 de embarazo

Padre y madre en estado de embarazo

Supongo que una de tus mayores dudas en la semana 20 de embarazo es cómo está tu bebé. Pues debes saber todos estos progresos: 

Finalización del desarrollo de los órganos

Los órganos principales del feto ya han llegado a su etapa final de desarrollo, y ya se puede valorar en una ecografía que toda la anatomía sea correcta. Los riñones, hígado, corazón, columna, genitales y su intestino ya tienen prácticamente su forma final, ahora solo deberán de aumentar de tamaño y madurar.

El cerebro es una excepción, que, aunque su desarrollo está muy avanzado, su proceso de desarrollo continuará hasta el final del embarazo, incluso durante sus primeros años de vida.

Desarrolla cambios en la piel

En la semana 20 de embarazo en la epidermis (la capa más superficial de la piel) empezarán a aparecer los surcos característicos de cada persona, tanto en las manos como en los dedos y las plantas de los pies. Estos surcos epidérmicos están determinados genéticamente y son distintos a los de cualquier otra persona.

La grasa comienza a aparecer debajo de la piel. Como ya te contamos hace algunas semanas, las glándulas de la piel del feto están segregando una sustancia llamada vérnix caseoso. La función del vérnix es proteger la piel del feto del líquido amniótico. Debes saber que cuando el bebé nace, sale cubierto por este vérnix.

Su peso y tamaño aumentan

El feto va a aumentar de peso hasta los 260 gramos, y también su tamaño ahora estará entre unos 15 – 16 centímetros.

Como ves, con cada semana queda menos para que tu embarazo llegue a su fin y por fin tengas a tu hijo entre tus brazos. Pero no debes desesperarte, no olvides que el embarazo de tu hijo solo se vive una vez y que, aunque tengas más, cada experiencia es única. Así que disfruta porque en estos momentos casi todas las embarazadas pasan unas buenas semanas.

Ir arriba