Vuelta al cole con el calzado colegial Biomecanics

La vuelta al cole tiene muchos retos, tanto para los padres como también para los pequeños. La vestimenta es uno de los más importantes y, en todo lo que engloba, el calzado es quizás lo que más preocupa.

La ropa o el uniforme se puede adquirir perfectamente con respecto a las necesidades climáticas, el confort y la seguridad del niño y los requisitos de cada centro.

Mamuky biomecanic

Pero el calzado en muchos casos no puede cumplir todos estos objetivos. Hay calzado infantil estéticamente muy atractivo, pero de poca funcionalidad y tenemos también el otro extremo, calzados funcionales, pero que parecen diseños de uniformes de seguridad.

En la mayoría de centros formativos se solicita a los padres que los niños vayan con un calzado propio de su edad, de tonalidad oscura y que no le suponga ninguna dificultad. Esto último hace referencia sobre todo a los cordones, que muchos pequeños todavía necesitan que les aten, lo que les resta autonomía.

En este dilema están también los padres, que buscan para sus hijos calzado óptimo, seguro y duradero. Factores que no siempre son fáciles de encontrar combinados entre sí, sobre todo en lo que respecta a la seguridad del pie de los niños.

Una de las marcas que se ha volcado en el desarrollo de calzado colegial en base a estos y otros puntos a tener en cuenta es Biomecanics.

Biomecanics y el calzado infantil

Biomecanics es una marca especializada en calzado infantil, que forma parte de Grupo Garvalín, una entidad que cuenta con más de 50 años de experiencia en este sector.

Biomecanics surgió en el año 1996, tras el desarrollo de un proyecto abordado con el Instituto de Biomecánica de Valencia (IBV), sobre el calzado y las necesidades del pequeño, tanto en etapa de gateo como en sus primeros pasos y la marcha consolidada.

El nacimiento de esta marca tenía como objetivo el desarrollo de un calzado que se pudiera adaptar a los pies de los pequeños, sin interferir en su evolución.

El trabajo realizado durante estos años, le ha permitido crear un calzado que cumple estos objetivos y que, de hecho, ha permitido a la marca contar con el aval de la Asociación Española de Enfermería Pediátrica.

El calzado colegial de Biomecanics: ¿Qué debe tener?

Biomecanics cuenta con dos líneas principales de desarrollo de calzado. Por un lado la de Biogateo, enfocada a la etapa del gateo y la de sus primeros pasos. Por otro lado está Bioevolution, para la etapa de la marcha.

De forma complementaria, Biomecanics ha desarrollado su línea colegial, que es la que más beneficios aporta a los niños en el colegio y que cuenta con las características adecuadas para ello. Son las siguientes:

  • Suela: Es más gruesa que en el calzado de etapas anteriores, de entre 5 a 10 mm y con zonas tanto de frenado como de flexión.
  • Puntera: Está ligeramente reforzada, para darle más seguridad al pie, pero manteniendo un acabado blando para que no le moleste en ningún momento. Y flexible sobre todo en zona la zona de los metatarsianos. Además, hay que tener en cuenta que este calzado presenta una holgura en la puntera y también en el empeine, que permite un correcto crecimiento del pie y de sus dedos.
  • Cierre: Para el cierre se opta por el velcro. Esta solución siempre otorga más autonomía al niño, que puede apretarse, quitarse y ponerse el calzado cuando lo necesite sin tener que pedir siempre ayuda a los adultos. Por otra parte, los cierres con velcro permiten que el niño modifique el ajuste del calzado según sus preferencias y necesidades. Los cambios morfológicos producidos durante el crecimiento y las diferentes posturas que adoptan los niños constantemente, tienen plena libertad con este sistema tan flexible.
  • Plantilla: Biomecanics escoge una plantilla totalmente extraíble, para que podamos quitarla y ponerla cuando haga falta. Esto unido a un material que es transpirable, ayuda a que no se creen infecciones por humedad. Por otro lado, tampoco tiene elementos anatómicos que puedan interferir ni crear rozaduras, por lo que se garantiza el máximo confort del pie del niño en todo momento.
  • Acabado: Por último, vale la pena destacar el acabado estético. Además de utilizar materiales naturales, libres de cromo y níquel. Se aleja de los tradicionales diseños de calzado colegial en los que parecían botas de alta seguridad y aporta un toque elegante y deportivo al mismo tiempo, muy apropiado para la etapa colegial. Y es muy fácil de limpiar, solo utilizando un paño húmedo sobre los rastros de suciedad.

Un calzado adecuado para cada talla

Biomecanics ofrece una ventaja adicional con su línea de calzado colegial, que consiste en la adaptación del calzado a cada talla que tenga el niño.

Durante toda la etapa infantil, el crecimiento del pie es irregular, por lo que cambiar de calzado suele ser algo habitual a lo que los padres no tardan en acostumbrarse.

Sin embargo, el calzado colegial de Biomecanics cuenta con una horma evolutiva, que cambia de tamaño y de forma para adaptarse perfectamente a cada talla.

Esa holgura que presenta ayuda a que pies y dedos se desarrollen correctamente. Un calzado que así se presenta ideal tanto para el crecimiento del pie, como para que el pequeño tenga total libertad de movimiento. Y con una alta durabilidad, para ese uso intensivo que los niños exigen al calzado de su edad.

Es más, para esta etapa, desde Biomecanics se han analizado los patrones de desgaste que presentan normalmente los zapatos de los niños en estas edades. Este trabajo ha servido para diseñar una puntera de refuerzo que ofrece mayor resistencia al roce.

En conjunto, el calzado colegial de Biomecanics cuenta con todas las características necesarias para que esta vuelta al cole sea tan beneficiosa para ellos, como para el crecimiento y la comodidad de sus pies.

Ir arriba