Errores que cometes al sostener a tu bebé

Uno de los mayores temores cuando das a luz es el momento en que te dan a tu bebé. No porque le pase algo. Tampoco porque lo veas y te dé miedo lo que te espera y si serás capaz. No. Hablamos de sostener al bebé. ¿Cómo se hace? ¿Todos tenemos un instinto natural? ¿Lo hacemos bien? ¿Es mejor de otra forma?

Seguro que más de una vez te han asaltado las dudas, e incluso los temores. Durante el primer año es cuando se lleva más tiempo en brazos al bebé pero ¿se hace del modo correcto? Y es que hay muchos errores que se comenten al hacerlo, y a veces no nos damos cuenta de ello.

Los errores a la hora de sostener al bebé

Si ya te hemos preocupado, bien porque estés embarazada o acabes de dar a luz, y quieres saber cuáles son esos errores que no debes cometer, sigue leyendo porque te los vamos a contar.

Para empezar, debes saber que un recién nacido es muy frágil, y tienes que cargarlo en brazos de manera segura para que este no se te caiga, pero tampoco para ponerle en una postura que no sea la más adecuada. Por eso, ten en cuenta lo siguiente:

No sostener la cabeza

Es uno de los mayores errores, y es que debes tener en cuenta que los recién nacidos no pueden aún aguantar el peso de la cabeza o de su cuello, de ahí que sea muy importante mantenerla esa zona lo más cuidada posible, sobre todo para evitar accidentes graves.

La forma de hacerlo es acunando con una de tus manos toda la cabeza, en la parte baja (junto con el cuello).

Tener poca higiene

¿Has cogido alguna vez a tu bebé al salir del baño sin haberte lavado antes las manos? Pues es todo un error, porque indirectamente le estás transmitiendo gérmenes y otros elementos para los que su sistema inmunitario aún no está preparado.

Lo mismo ocurre si lo coges con las manos muy frías, muy calientes o incluso mojadas. De hecho, con estas últimas puede ocurrir el caso de que se te caiga.

bebes
Fuente: Pixabay

Mala postura

Es habitual que muchos padres, familiares o amigos cojan al recién nacido y lo pongan contra su pecho en una postura que parece que está sentado. Pero, ¿sabías que eso lo único que va a provocar es que tenga daños en la columna vertebral?

Pues sí, de hecho es una forma de sostener al bebé muy común, pero no nos damos cuenta de lo malo que es para ellos.

Llevarlo todo el día en brazos

Es cierto que hay niños que están más “enmadrados o empadrados” que otros, pero llevarlo todo el día en brazos hace que puedas dañarle los huesos, además de que les provocas posturas que pueden ser negativas, o dolorosas.

La temperatura corporal, la incomodidad, y el hecho de estar en un lugar donde no pueden descansar bien son otros factores para no cargar al bebé continuamente.

Usar mal el portabebés

El portabebés, o la mochila portabebé, es muy útil. Siempre y cuando lo uses bien. El problema es que muchas veces acabamos con una postura del bebé incorrecta, curvando su columna, lo que provoca que haya mayor probabilidad de sufrir problemas de espalda cuando sea más mayor.

Por eso, a la hora de usarlo, tómate tu tiempo para colocarlo de la manera correcta, cuidando su cabeza, espalda y todo lo demás.

Tener una postura incómoda nosotros

Aunque no nos demos cuenta, el bebé sí siente lo que nosotros. Si estamos estresados, el bebé estará inquieto. Y si estamos incómodos, aunque no nos demos cuenta, porque hayas cogido esa postura para ponerle cómodo a él, lo cierto es que no estará bien.

Lo mejor es que tanto el bebé como quien lo sostiene esté cómodo.

bebes
Fuente: Pixabay

Que un niño lo coja

No queremos decir que no pueda cogerle, por supuesto que sí. Pero los niños no se dan cuenta de lo frágil que es. Además, sus brazos y manos no son tan grandes como para “protegerlo”, de ahí que, si quieres que lo cojan, que sea sentados y pendientes en todo momento del bebé (o incluso sujetando tú al niño y colocando al bebé entre sus brazos y los tuyos).

Sostener al bebé siempre en la misma postura

Muchas veces lo hacemos porque, así, es más fácil para nosotros. Pero lo cierto es que tener al bebé siempre en la misma postura es un gran error. Necesitas cambiarlo de lado cada vez para que no se eviten daños.

Por ejemplo, ¿sabes que puede sufrir plagiocefalia por sostenerlo siempre de la misma postura? ¿O lesiones en cabeza, o que esta se deforme por este motivo?

Hacer las tareas del hogar con el bebé en brazos

Es otro de los errores que se cometen porque, de esa forma, no estás asegurando al bebé, al tener una mano libre para trabajar. Así que si se mueve puede desestabilizarte y, al final, caerse o lastimarse.

Como ves, son muchos los errores a la hora de sostener al bebé. Ahora que los sabes, intenta no cometerlos.