Los miedos de los futuros mamá y papá

Si estás embarazada, ya sea tu primer bebé o ya tengas varios, los miedos siempre surgen tanto en mamá como en papá. Y eso provoca que no dejes de pensar en ciertos problemas o miedos. ¿Te ha pasado?

Hemos recopilado a continuación algunas de las preguntas que engloban esos miedos, así como una respuesta que, esperamos, te sirva para aligerar esa sensación de ansiedad que te pueden provocar. Ten presente que siempre hay solución a los problemas. El único que no se puede solucionar es la propia muerte. Por ahora.

Esas preguntas que se hacen los futuros mamá y papá.

Tener un hijo es una gran responsabilidad porque tienes una vida que va a depender de ti, no un año ni dos, sino muchos más. Y eso, a veces, puede imponer respeto. Por eso, aquí van las preguntas que se te pueden pasar por la cabeza.

1. ¿Seré capaz de cuidar a un bebé?

En el momento en que te quedas embarazada, todo son alegrías e ilusiones. Piensas en lo que será tener entre tus brazos al bebé, verlo crecer y disfrutar de ese amor que te profesan (al menos de pequeños, luego es más complicado que lo exterioricen). Sin embargo, luego vienen los miedos.

Y uno de ellos, tanto para los padres como las madres es el miedo de no ser suficiente para cuidarlo. Cuando además eres mamá o papá primerizo, la cosa se incrementa bastante porque no sabes si vas a ser capaz de hacerte cargo de un pequeño, si sabrás cambiarle el pañal, si sabrás darte cuenta cuándo está enfermo y llevarlo al hospital.

Primero respira y piensa que eres capaz de hacer cosas si te lo planteas. Solo tienes que echarle ganas y, si no sabes cómo cuidar un bebé, tienes nueve meses para aprenderlo, así que habla con madres, padres, lee libros, etc. Todo eso hará que tu inseguridad y nerviosismo disminuya.

2. ¿Se desarrollará bien el bebé?

Otro miedo de muchos padres y madres es saber si el bebé se está desarrollando bien. El miedo a que el bebé tenga alguna malformación, que no se desarrolle acorde a lo que debe, o que tenga problemas, hace que sufras en el embarazo por no poder verlo.

Afortunadamente, las ecografías, y sobre todo las ecografías en 3D y 4D, pueden acabar con ese problema porque por fin puedes ver a tu bebé. Y como se hacen en el momento en que todavía puedes tomar la decisión de seguir con el embarazo o interrumpirlo, al menos te preparas para esa situación.

embarazo
Fuente: Pixabay

3. ¿Se le hace daño si mantengo relaciones sexuales?

Uno de los miedos, sobre todo de muchos padres, es la abstinencia durante nueve meses de las relaciones sexuales. Al principio, porque se piensa que puede fomentar un aborto, y después porque se piensa que se le puede hacer daño al bebé.

Sin embargo, desde ya te decimos que no es así. El bebé está protegido y mientras se practiquen relaciones sexuales no demasiado fuertes, no habría ningún problema en que mamá y papá practiquen sexo. Eso sí, todo dependerá de cada mujer y de lo que pueda sentir, además de que el médico también puede prohibir las relaciones sexuales si hay alguna complicación.

4. ¿Dolerá mucho el parto? ¿Irá bien?

Este miedo sobre todo es por parte de la madre, ya que el parto es algo que da mucho respecto, no solo por el dolor que sientes (y por cómo se te tiene que mover todo para que el bebé salga), sino porque piensas en las complicaciones y en los desenlaces fatales que puede haber.

Pero si te agobia eso, nada como ver las estadísticas. Hay pocos casos en los que se acabe mal. Además, la mujer está preparada para eso. Y el parto sí, dolerá, pero se te pasará todo cuando veas la carita de esa persona que llevabas nueve meses esperando.

5. ¿Tendré dinero para costear a un bebé?

Este miedo es también uno de los que más frena a la hora de tener un bebé, más ahora que el mercado laboral no está bien y que hay muchas personas, a veces hasta familias enteras, en el paro.

Hoy día hay ayudas para las familias con hijos, pero además, siempre hay formas de ganar dinero que puedes considerar y que van bien con el cuidado de los hijos. Así que siempre hay una solución que probar.

6. ¿Y si no lo educo bien?

embarazo
Fuente

La educación no es un tema exclusivo solo cuando los niños van al colegio o al instituto. La educación empieza desde la misma casa, y desde que el pequeño nace. Has de enseñarle lo que está bien y lo que no. Y, por supuesto, debes tener en cuenta que eres su ejemplo. Todo lo malo que tú hagas, él lo hará porque no lo verá mal. Así que educarlo empezará por comportarte tú, por enseñarle modales, educación y saber estar. El conocimiento ya se lo imparten en el colegio, sí, pero no quiere decir que tú no puedas enseñarle más, o hacerlo de otra manera.

7. ¿Y si no soy una buena mamá o papá?

Todos pasan por ese miedo. Y da igual que sea el primer hijo o el segundo, tercero… Siempre quieres ser la mejor madre o padre, quieres que sea feliz, que todo sean risas. Pero ser un padre o una madre no quiere decir ser el “colega” de tu hijo. Necesitas imponer reglas, y necesitas hacerle ver lo que está bien y lo que no.

Las mamás y papás, para ser buenos, han de dar una buena educación, un buen cuidado, y hacer que sus hijos estén felices. Y eso se da con el día a día.