Consejos para un mejor cuidado de la piel durante el embarazo

Durante el embarazo, los cuerpos de las mujeres se ven sometidos a numerosos cambios a nivel endocrino, vascular o metabólico. La piel es uno de los aspectos más susceptibles a estos cambios, de ahí la importancia de dedicar el tiempo necesario a su cuidado. El cambio de los niveles hormonales influyen en cambios como la aparición de estrías, el acné o el oscurecimiento de la piel. Utilizar productos fiables y de calidad para el cuidado de la piel, suele ser una buena práctica. Para que este cuidado os sea más fácil, hoy os vamos a dejar algunos tips que os ayudarán a disfrutar de una piel perfecta.

Combatir las molestas estrías

Estas temibles líneas que aparecen en la piel, es debido a estiramiento que esta sufre según avanza el embarazo. Suele ser habitual que aparezcan en los muslos, caderas, glúteos o vientre.

Para prevenirlas, algo muy recomendable es controlar el peso. Está claro que este aumentará debido a tu estado de gestación, pero con una comida saludable, los kilos a ganar serán menores. También es recomendable aplicar diariamente crema hidratante en todo el cuerpo. Con esto lo que se busca es mejorar la elasticidad de la piel evitando que se agriete.

Cuidado con la celulitis

No siempre la celulitis hace acto de presencia, pero es bueno tomar las medidas necesarias para evitar su aparición. Para ello, se recomienda masajear con aceite de almendra los muslos, siempre en sentido de abajo a arriba y en forma circular. También es recomendable llevar a cabo alguna actividad física, siempre que tu estado te lo permita, para evitar retener líquidos.

Piel siempre hidratada

Se trata de un consejo que deberíamos aplicarlo durante toda nuestra vida. Consumir unos dos litros de agua al día, ayudará al organismo a quemar calorías y eliminar toxinas del organismo. Así mismo, el agua hidrata el líquido del saco amniótico protegiendo la salud del bebé.

Evitar el estrés

El estrés es un mal compañero de viaje durante el embarazo. Es recomendable mantener la calma, aunque no siempre es posible. Un estrés exagerado puede causar problemas en la salud física y mental, no solo a la madre, sino también al bebé. Para evitar estos episodios de estrés, podemos aplicar algunas de las muchas técnicas de relajamiento que existen. Entre estas podemos destacar:

  • Respiraciones profundas: Intenta realizar respiraciones profundas desde el abdomen hasta llenar por completo tus pulmones de aire. Es importante que inhales por la nariz y que expires por la boca.
  • Yoga: Esta práctica te ayudará a controlar tus nivele de estrés, a la vez que calmará tu mente.
  • Relajación condicionada. Una técnica que puedes hacer en casa siempre que quieras. Consiste en sentarse con la espalda recta. Empieza a repasar tu cuerpo mentalmente y ves relajando cada una de las partes.

Cuidar el rostro

El rostro dice mucho del estado de la mujer. Si quieres que esté siempre radiante y sano, es recomendable llevar a cabo las siguientes indicaciones.

Protegerse de los rayos UV

Utiliza siempre un protector de alta graduación para que los rayos UV te causen el menor daño posible. También es recomendable proteger el rostro en los días más soleados.

Usa maquillaje suave

A la hora de pintarte, apuesta por el uso de productos de belleza naturales para evitar que los productos químicos afecten a la piel. Antes de irte a dormir, debes eliminar todo el maquillaje.

Aplica mascarillas

Al menos una vez a la semana, dedica un poco de tiempo a aplicarte una mascarilla en el rostro. Aquí puedes optar por hacerla tú misma o bien comprar alguna que te asegure un buen resultado.

Además de los consejos que hemos visto para el cuidado de la piel durante el embarazo, ¿qué otros remedios conocéis que suelen funcionar muy bien? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!