Manualidades para el día de la madre: regalos que puedes hacer con tus manos

Dentro de poco, concretamente el 2 de mayo, será el día de la madre, y lo más seguro es que ya estés espiando a la tuya, o a la madre de tus hijos, para ver qué puedes regalarle ese día. Sin embargo, ¿qué tal si te proponemos algunas manualidades?

Y es que, a veces, las cosas hechas a mano, con el corazón, y con el esfuerzo de toda la familia son mucho más agradecidas que el hecho de comprar algo caro para regalarle. Así pues, ¿manos a la obra?

Manualidades molonas para el día de la madre

El día de la madre está ya muy cerca pero, afortunadamente, hay algunas manualidades que puedes hacer solo, o en compañía de tus hijos, con las cuales sorprender a mamá. ¿Quieres saber cuáles te proponemos?

dia de la madre
Fuente: PIxabay

Día de la madre: Una taza pintada por ti (o tus hijos)

Todas las personas, cuando nos levantamos, lo primero que hacemos es prepararnos una taza de café, chocolate, ColaCao, leche… Es decir, que tenemos una taza que suele ser la que usamos. Entonces, ¿por qué no regalarle eso mismo?

En concreto, puedes comprar en cualquier tienda una taza de cerámica y hacerte con unos rotuladores para pintar en la cerámica. Después, es cuestión que te pongas manos a la obra para, ya sea en solitario o con tus hijos, empezar a pintar la taza.

Cuando esté lista solo tienes que meterla en el microondas y calentarla para que la pintura se fije a la taza. Y listo, no tendrás que hacer nada más. Así, cuando tenga que levantarse, lo primero que hará será coger su taza y pensar en el amor que le tenéis todos (aunque a lo largo del año no se lo demostréis todo lo que debéis).

Corazones de amor

Esto es quizá un pelín más complicado para los niños pequeños, pero para los que ya saben usar las tijeras o no les importa “coser”, puede ser una buena manualidad para el día de la madre.

Consiste en hacer corazones de fieltro. Además, necesitas un poco de algodón, aguja, hilo y un poco de silicona y clips. ¿Por qué? Pues porque vas a tener que hacer corazones de fieltro y coserlos de dos en dos. Sin embargo, en lugar de coserlos enteros, dejarás un hueco para meter un poco de algodón y que queden en 3D. Ahora sí los coses del todo y, con un poco de silicona, los pegas en los clips.

Así serán clips con corazones y seguro que se anima a utilizarlos.

Flores con hueveras

Si sois de los que compráis huevos y el recipiente es de cartón, ya puedes ir mirando cómo esconderlo porque los vas a necesitar. Y es que, donde va cada huevo, puedes pintarlo de colores, y poner en la base un botón (normalmente del color que hayas pintado lo del huevo). Si pones varios de distintos colores y los pegas en un lienzo o una cartulina dura, puedes crear el efecto de un ramo de flores para el día de la madre.

Y te preguntarás, ¿y los tallos de las flores? Pues puedes hacerlos con cartulina, tubitos o incluso pintándolos en el lienzo.

Día de la madre: Bolsas de la compra personalizadas

Como sabes, ahora las bolsas de la compra se cobran, lo que quiere decir que cada vez es más habitual llevar en el bolso algunas de tela o reciclar las que compras varias veces. Y lo que te proponemos es que cojas esa idea. Seguro que lleva bolsas en su bolso.

Pero, ¿y si fueran especiales para el día de la madre? Para ello, tienes que comprar algunas (te recomendamos que escojas varios modelos, ya que dependiendo dónde vaya y lo que compre podrá necesitar una más grande o menos).

Con pintura para tela, puedes encargar a tus hijos hacer dibujos en ellas. Por ejemplo, puedes crear flores con sus manos (las manos son los pétalos y solo tendrías que hacer el tallo y una hojita). Otras opciones son pintar un perro, o algo que le pueda gustar y que cuando lo vea se acuerde de vosotros.

Esto puede llevar un poco más de tiempo que otra manualidad para el día de la madre, pero aún estáis a tiempo de hacerlo.

dia de la madre
Fuente: PIxabay

Tulipanes de tenedores

Regalar un ramo de flores está bien, pero tienen un pequeño problema y es que, al cabo de unos días, se marchitan.

Pero podrías pensar en coger tenedores de plástico, o de madera. Seguro que tienes en casa o puedes encontrar fácilmente. También necesitarás una cartulina verde, pinturas de colores y algo de pegamento. ¿Y qué tienes que hacer?

Pinta de verde el tenedor hasta que empieza el tenedor en sí. Esa parte la pintarás de rojo, morado, amarillo, naranja… Visualmente, parecerán, sobre todo de lejos, tulipanes.

Para darles un poco más de realismo, recorta con cartulina una hoja y pégala en la parte verde del tenedor. Y ya está, podrás hacer un ramo de flores (de tenedor) que va a durar mucho tiempo.