Medicamentos que puedes tomar en el embarazo

embarazo

Estar embarazada es un estado en el que se disfruta mucho de sentir cómo esa personita va creciendo. Sin embargo, un embarazo también puede tener cosas malas como los dolores, o las enfermedades que no respetan a nadie.

El problema es que, en ese estado de buena esperanza, tomar medicamentos no es lo más adecuado, y de hecho la gran mayoría de ellos están desaconsejados. Pero, ¿sabes que hay algunos que sí son seguros para tomar durante el embarazo? Te hablamos de ellos.

Medicamentos en el embarazo, ¿se pueden tomar?

embarazo
Fuente

Aunque lo ideal y lo mejor para que el embarazo vaya bien es no tomar ninguna clase de medicamento (ni de producto natural o similar), lo cierto es que la sociedad hoy día no puede vivir sin «pastillas», y alguna que otra es posible que necesites. La propia Organización Mundial de la Salud ha establecido que lo más recomendable durante el embarazo es limitar a lo mínimo la ingesta de medicamentos, incluso aquellos que sí estarían permitidos (y que a continuación vamos a ver).

Lo que sí hay que tener en cuenta es que, cuando una está embarazada, lo que jamás se puede hacer es automedicarse. Es importante que, durante esos meses, todo medicamento que vayas a ingerir sea recetado por un médico ya que es la forma de proteger tanto tu salud como la del bebé y que los componentes de los medicamentos no vayan a afectar de manera negativa al embarazo.

Consecuencias de tomar medicamentos en el embarazo

Cuando se toman medicamentos estando embarazada, debes saber que pueden ocurrir algunas consecuencias, como por ejemplo que el bebé nazca con poco peso o menos desarrollado, que afecte a la placenta, haya daños en el feto, lesiones o la propia muerte.

Es por eso que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) establece cinco niveles de medicamentos y cómo afectan en el embarazo:

  • Clase A: son medicamentos que no entrañan riesgo al bebé durante el primer trimestre. Eso quiere decir que se pueden tomar desde el primer trimestre y mantener su tratamiento durante todo el embarazo.
  • Clase B: aquellos que no suelen dar problemas al bebé durante el primer trimestre. También se mantiene el tratamiento durante todo el embarazo, pero se va vigilando por si hay algún tipo de reacción que hagan que se detenga.
  • Clase C: son los que sí dan problemas en el bebé y solo se deben usar cuando el beneficio sea superior al riesgo que entraña la ingesta de estos.
  • Clase D: También dan muchos problemas al bebé y se aplican solo cuando no hay opciones seguras y es imprescindible la medicación.
  • Clase X: son medicamentos que afectan gravemente al bebé y a la propia madre.

Qué medicamentos puedo tomar en base a cada clase

embarazo
Fuente: Pixabay

Ahora que conoces cuáles son las clases de medicamentos, te habrás fijado que los más seguros son el A y el B, mientras que el C, D y X hay que intentar eliminarlos durante la gestación del embarazo. Pero, ¿cómo sabemos en qué grupo entran los medicamentos?

Aquí te vamos a dar algunos ejemplos, pero lo mejor es siempre consultar con un médico ya que ellos son los profesionales y los que conocen tu caso para poder recetarte unos u otros. Pero, a modo informativo, algunos de ellos son:

  • Clase A: hierro, calcio, ácido fólico, levotiroxina, potasio, vitamina B, ácido ascórbico… Son medicamentos habituales que se mandan a las embarazadas para ayudar a tener esos valores altos para el cambio que se produce.
  • Clase B: corticoides, insulina, amoxicilina, ibuprofeno (prohibido a partir de la semana 32), aspartato, azitromicina…
  • Clase C: cafeína, codeína, ketorolac, Carbamazepina, betametasona, ciproflozacina…
  • Clase D: ácido aceitilsalicílico, diazepam, litio…
  • Clase X: simvastatina, misoprostol, raloxifeno, isotretinoína, nandrolona…

Qué pasa con los medicamentos en la lactancia

El siguiente caso en el que se debe tener cuidado con los medicamentos es en el periodo de lactancia. ¿Se pueden consumir los medicamentos en esos casos? Has de tener en cuenta que la lactancia significa que alimentas al bebé de leche materna, lo que implica que todo lo que consume la madre, en mayor o menor medida, pasará a la leche.

La propia FDA también ha estudiado esos casos y ha establecido tres tipos de medicamentos en base a su seguridad:

  • SI: cuando son medicamentos que no entrañan ningún riesgo para el bebé.
  • NO: en medicamentos que no se recomienda su uso y, en caso de que haya que consumirlos, entonces se debe interrumpir la lactancia.
  • ND: aquellos en los que no hay datos que puedan indicar si son buenos o no.

Por eso, ante la duda, lo mejor que se puede hacer es no consumir ningún medicamento e informarse con los médicos para saber los beneficios y los riesgos que este puede tener en la lactancia.

¿Te queda ahora más claro el tema de los medicamentos en el embarazo?

Ir arriba