Recta final del embarazo: esto es lo que te pasará

Si estás embarazada seguro que lo que quieres es que el tiempo pase rápido para estar ya en las últimas semanas y poder conocer a tu bebé. Es quizá el momento más esperado del embarazo porque ya no te queda nada y la ilusión por ver a tu hijo se mezcla por el miedo a que pase algo en el parto.

Sin embargo, en este final del tercer trimestre aparecen otras molestias y problemas que pueden ensombrecer la felicidad y el deseo por conocer a tu bebé. Y hoy es de lo que te vamos a hablar.

Las molestias y problemas que experimentas en la recta final del embarazo

Estar en las últimas semanas de embarazo es algo que te pondrá nerviosa. Sabes que ya es inminente y lo que te gustaría es que fuera cuanto antes porque ya has esperado mucho para conocer la carita de tu bebé. Pero el peso del bebé, las molestias que hayas podido sufrir en los trimestres anteriores, así como la llegada del parto puede hacer que aparezcan nuevas molestias.

coronavirus embarazo
Fuente: Pixabay

Te sentirás confundida

Por un lado, tendrás miedo del parto, es algo que te da respeto porque nunca sabes lo que puede pasar. Y aunque intentas ser positiva y pensar que no va a pasar nada, siempre tienes esa pequeña vocecita que te mete dudas en la cabeza. Por otro lado, tienes unas ganas locas de conocer, abrazar y sostener a tu bebé, de mirarlo día y noche y ver cómo va creciendo.

Esto hará que te sientas confundida, porque no quieres que se acabe esa etapa, quizá por el miedo al parto y sobre todo a perder ese vínculo con tu bebé; y por otro encantada porque por fin vas a verlo cara a cara.

Tu peso puede dispararse

El final del embarazo es un momento en el que el bebé coge más peso, y eso implica que puedes aumentar más de peso. El problema es que, si no tomas cartas en el asunto, puedes comer demasiado y engordar unos kilos que después dificulten el parto. O peor aún, de los que deshacerte de ellos sea un verdadero suplicio.

Por eso, se recomienda que, cuando llega esta etapa final, intentes no pasarte con la comida, lo hagas de forma equilibrada y sigas con el ejercicio.

Calambres

Los calambres en el embarazo, sobre todo en las piernas y en los pies van a estar muy presentes. De hecho, son un poco “malos” porque te van a pasar sobre todo por la noche, con lo que te puedes despertar en mitad de la noche con un dolor tremendo y que este te acompañe en el día a día.

Dolores de espalda y ciática

Otros de los problemas que el peso, y el cambio del centro de equilibrio de tu cuerpo experimentan mucho más acusado es el dolor de espalda y la ciática. En cuanto al primero, este se produce debido a que la columna debe soportar un peso mayor, además descompensado porque estará en la zona de la barriga y tiene que corregir la postura para que no te caigas hacia delante, forzando con ello tu espalda.

Por otro lado, la aparición de la ciática puede ser muy doloroso. Normalmente aparece porque el bebé presiona el nervio ciático, de ahí que, una vez das a luz, se calma el dolor o desaparece por completo. Pero otras veces puede quedarse dañado.

viajar embarazada
Fuente

Pubalgia y síndrome del túnel carpiano

Tanto la pubalgia como el síndrome del túnel carpiano son dos cosas diferentes. El primero son calambres en la zona del pubis, normalmente provocados por los cambios de tu cuerpo en el embarazo para prepararse para el parto.

En el caso del túnel carpiano, este tiene lugar en las manos y producirá en las mujeres una sensación de adormecimiento de las manos, así como dolor.

Problemas para dormir

La barriga de embarazada te va a limitar a la hora de descansar, porque no vas a poder usar algunas posturas. A esto hay que sumarle la necesidad de ir al baño más frecuentemente, el no poder encontrar una postura cómoda, los movimientos de tu bebé (de día y de noche), la ansiedad, las pesadillas… pueden dificultad que descanses bien.

Dolores en los pechos

Estos se preparan para ser el sustento de tu bebé, así que en el último tramo del embarazo es habitual que estén más hinchados, o incluso que empiecen a segregar el calostro. Son algo habitual, pero no deja de ser molesto para muchas mujeres.

Algunas tienen que empezar a llevar sujetadores con empapadores para evitar esas pérdidas o que se manche toda su ropa, además de aplicar frío para aliviar las molestias.

Emociones a flor de piel en el embarazo

Estarás más sensible, y a la vez irascible. Por eso es que se recomienda que intentes estar tranquila y te autocuides, para estar al 100% y sobre todo para que esos últimos días de embarazo sean lo mejor posible (y los recuerdes con felicidad, no con miedo o queriendo olvidarlos).