Sanidad alerta: alimentos y bebidas que no debes tomar en el embarazo

El periodo de embarazo es uno de los más fascinantes para una mujer. Pero si no te cuidas, puede entrañar riesgos, no solo para ti, sino también para tu bebé. Si no quieres eso, has de saber que Sanidad ha alertado de algunos alimentos y bebidas que debes dejar fuera de tu alimentación sana.

¿Quieres saber cuáles son? ¿Y el motivo por el que no se deben consumir? De todo eso y mucho más es de lo que vamos a hablarte a continuación.

La alimentación más sana para el embarazo según Sanidad

Si estás embarazada, o quieres estarlo en este 2021, es hora de que empieces a cuidar tu salud y para ello lo más importante es tener en consideración los alimentos y bebidas que tomas, ya que estos te pueden dar o quitar energía.

De hecho, ya no solo lo decimos nosotros, sino que viene de la misma Sanidad las recomendaciones de evitar ciertos alimentos y ciertas bebidas para que no se ponga en riesgo la salud o la buena gestación de un embarazo. ¿Y cuáles son esos? Pues los siguientes:

embarazo
Fuente

Pescado

Ojo, no es cualquier pescado, sino aquellos considerados “grandes”. Según la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), debes evitar los pescados grandes como por ejemplo el atún rojo, pez espada, lucio, tiburón…

Frutas y hortalizas

De nuevo, con salvedades. Y es que no te estamos diciendo que vayas a evitarlos todos y a toda costa, sino que no deberías consumirlos crudos. De hecho, puedes hacerlo siempre y cuando los hayas desinfectado y pelado antes. Pero si no es así, no se te ocurra llevarlos a tu boca.

El motivo es sencillo y es que pueden contener gérmenes, bacterias o sí, virus, que afectarían a tu sistema inmunológico y también al bebé.

Leche cruda

Normalmente la leche que tomamos no es mala, pero sí la leche cruda o los quesos que sean frescos. Así que si eres de comer queso de Burgos, Camembert, Brie, queso azul... ya puedes despedirte de ellos por una temporada.

Y, ojo, que también nos referimos a los quesos rallados, a los loncheados…

Huevo crudo

El huevo crudo, así como cualquier otro alimento que lleve huevo crudo, como una salsa, mayonesa, mousse… están vetados de tu dieta. Así que intenta pensar en otra cosa porque durante unos meses no vas a poder tomarlos.

Los embutidos crudos en el embarazo

Hablamos de chorizo, salchichón, salami… sí, hasta el jamón en algunos casos. Son alimentos que pueden contener la toxoplasmosis y, para evitarlo, hay que dejarlos de lado durante un tiempo.

Eso sí, hay formas de inmunizarse de esta enfermedad, así que todo es consultar con tu médico para ver qué te dice.

embarazo

Zumos industriales

¿Eres de las que le encanta beber un zumo al día? ¿O varios? PUes que sepas que no son nada recomendables, y es que los zumos que compras en las tiendas pueden tener un alto nivel de azúcar, que no te conviene nada, además de otro tipo de sustancias nada recomendables para un embarazo saludable.

Así que, si tienes ganas de zumo, no te quedes con ellas, solo tienes que hacerlo tú misma. Eso sí, que sea recién exprimido y tomado porque estará mejor y es más saludable para ti.

Cafeína en el embarazo

Muchos médicos recomiendan que la cafeína no forme parte de la dieta de un embarazo, pero lo cierto es que no tiene por qué ser así de radical. Puedes tomarla, pero muy de vez en cuando y en poca cantidad.

Y en esto nos referimos al café, el té (aunque no tenga cafeína y sí teína), las bebidas energéticas, la Coca-Cola y derivados…

Sándwiches

Cuidado, que no te estamos diciendo que te tengas que despedir de ellos. Pero sí que deberías evitar en la medida de lo posible todos esos sándwiches que te venden envasados, porque no son nada recomendables para ti.

De hecho, tampoco se recomienda la comida preparada para que no tengas riesgo de enfermedades o de que haya problemas de que esta contenga algo que pueda poner tu salud en peligro (o la de tu bebé).

Patés refrigerados

Hay dos tipos de paté. Unos que los venden en un estante y otros que suelen estar en un frigorífico, ¿verdad que sí? Pues los que tienes en un estante no debería haber problema de que los consumieras.

Ahora bien, en el caso de los refrigerados… la cosa cambia. Y mucho. En este caso, evítalos porque pueden contener otro tipo de alimentos que no son nada recomendables en el embarazo.

Carne, pescado y marisco vetados en el embarazo

¡Calma! Sanidad se está refiriendo a los que sean crudos, no a todos. Pero si eres de las que disfruta con un sushi, que le gusta comer la carne cruda, o que se derrite por el marisco crudo como unos mejillones o las ostras, pues debemos decirte que no, que no debes comerlo mientras estés embarazada.

Y es que todo esto puede ponerte en peligro.

¿Y qué más no puedo comer? Pues ceviche, pescado ahumado, marinados, carpaccios… Todo eso lo podrás disfrutar después, pero no en el embarazo.