Esto es lo que pasa en la semana 11 de embarazo

El embarazo sigue su curso. Y aunque te gustaría que fuera más rápido porque ya quieres poder conocer a esa personita que crece en tu vientre, lo cierto es que no es así. Y bien por él, ya que necesita unas cuantas semanas más para desarrollarse plenamente.

En la semana 11 de embarazo ya estás a punto de terminar una primera fase. Estarás saliendo del primer trimestre de embarazo, y eso es algo crucial, por eso, conocer un poco lo que ocurre en esta etapa puede tranquilizarte, tanto para saber lo que vas a sentir, como para conocer el estado de tu bebé en el interior.

Cómo te sientes tú en la semana 11 de embarazo

embarazo

Empecemos por ti, mamá. Puedes arrastrar muchos de los síntomas anteriores, es decir, de las semanas anteriores. Pero a esto hay que sumarle otras situaciones por las que vas a entrar. Y aquí es donde te decimos que debes tener más cuidado, y sobre todo paciencia ya que no es algo que vaya a durar para siempre.

Entre los cambios que experimentarás están:

Tu pelo y uñas están más débiles (o no)

Hay dos situaciones por las que las uñas y el pelo pueden pasar: puede ocurrir que tanto el pelo como las uñas estén más fuertes de lo normal, que se te caiga menos el cabello o bien que las uñas estén muy muy fuertes; o bien, todo lo contrario, es decir, que el pelo y las uñas las tengas muy débiles.

No debes preocuparte porque no te pasa nada malo. En realidad es cosa de las hormonas que, debido a un cambio en ellas, lo experimentas en esas dos partes de tu cuerpo.

Cuidado con los dientes en el embarazo

Lo mismo que pasa con lo anterior, los dientes también podrían ser un problema. De hecho, el embarazo es una de las razones por las que los médicos y dentistas recomiendan que te hagas chequeos más continuos en el dentista debido a que pueden debilitarse. De hecho, y debido a la progesterona, puede que las encías las notes infectadas o bien que sangran más de lo normal.

Así que, si durante el embarazo se te cae un diente, no te asustes, también es algo normal. Por eso, prevenir ese problema es lo mejor. Que nadie quiere quedarse sin dientes.

Tu olfato en el embarazo

Otro de los cambios por los que vas a pasar en la semana 11 de embarazo es, sin duda, un cambio en tu olfato. Vas a ser más susceptible a los olores, y es posible que haya algunos que antes no notabas y ahora sí.

Incluso puede pasarte que antes tolerabas ciertos olores y ahora no puedes con elo. Así que intenta relajarte porque es algo normal.

Más saliva

Pues sí, también vas a producir más saliva. El problema es que esta puede tener un sabor metálico desagradable. Para aliviar ese malestar, lo mejor es beber a menudo agua a fin de que la boca no te sepa a ese sabor.

embarazo
Fuente

Cansancio y sueño

A pesar de que ya empiezas a entrar en una etapa más tranquila, puedes seguir notándote cansada y con sueño. Es normal y los expertos recomiendan que se intente descansar todo lo posible en este primer trimestre para ir cogiendo fuerzas para los siguientes.

Dolor abdominal

Finalmente, otro de los cambios que vas a notar es un leve dolor abdominal. No te asustes, no quiere decir que algo vaya mal. Es debido a la compresión que está ocurriendo en tu cuerpo que hace que los ligamentos y músculos de la pelvis se estiren y el útero empiece a comprimir todo lo demás.

Así está tu bebé en la semana 11

embarazo
Fuente

Nos centramos ahora en tu bebé. En realidad, ahora es un feto, o casi, porque está completando su primera fase y pasará de ser un embrión a un feto. Su tamaño es aproximadamente de una lima, es decir, que mide unos 3 centímetros (desde la cabecita a las nalgas) y ya pesa 8 gramos. Poquito, ¿verdad? Pero tranquila, que seguirá creciendo.

A pesar de su tamaño, en realidad ya tiene una forma humana, y en esta semana se le empiezan a desarrollar los riñones y los genitales. ¡Sí, ya empieza a desarrollar su sexo! Aunque sabemos que eso viene determinado desde el principio, los órganos es ahora cuando empiezan a formarse.

En este momento, tu bebé empieza a crear sus propios glóbulos rojos, y también va a producir orina (porque sí, se orinará dentro de ti). De hecho, la orina es el principal componente del líquido amniótico. Además, va a estar muy activo, se va a mover mucho, dará patadas, etc. Pero es probable que tú no te des cuenta todavía de eso porque es muy pequeño aún y tiene mucho espacio para hacer sus movimientos karatecas.

En cuanto a sus ovarios o testículos, estos empiezan a formarse en esta semana, pero debes tener en cuenta que todavía no están lo suficientemente desarrollados para que puedas saber el sexo del bebé. Tendrás que esperar un poquito más.