Esto es lo que pasa en la semana 15 de embarazo

embarazo

Seguimos avanzando en semanas de embarazo y en este caso nos toca la semana 15, una muy especial tanto para la mamá como para el bebé.

¿Quieres saber qué pasa en esta semana? ¿Cómo está tu bebé dentro del vientre? Te contamos todo. ¡Coge apuntes!

Cómo está la embarazada en la semana 15 de embarazo

embarazo
Fuente: Pixabay

Esta semana puede ser buenísima para tu embarazo y para ti porque muchas tienen la ventaja de que, llegado este momento, dejan de tener cualquier tipo de dolencia, problema… Se sienten normales. Y eso asusta un poco. Pero en realidad es totalmente normal. A partir de esta semana es habitual no tener molestias y sentirte mucho mejor, con más energía, ganas, etc. Es el momento en que tienes que empezar a prepararte porque en el último trimestre vas a querer esa normalidad.

Vas a notar que tu barriga se va haciendo más grande y además, en algunos casos, sale una línea vertical oscura en medio, como si te partiera por la mitad. Eso es la línea alba y no debes preocuparte.

Además, notarás:

Manchas oscuras

Sobre todo alrededor de los pezones. Es algo totalmente normal. Igual que el hecho de que te salgan lunares o manchas por la cara o el cuerpo. Cuando nazca el bebé estas deberían desaparecer por completo.

No tendrás que ir a orinar cada dos por tres

Al menos durante esta semana de embarazo y las próximas, lo que será todo un alivio, sobre todo por la noche.

No tendrás dolores de espalda

Al menos esta semana, y las siguientes. Pero conforme crezca el bebé sí que puedes pasar por ellos.

Insomnio y pesadillas

Esto sí que va a ser algo inevitable. Durante la semana 15 de embarazo muchas refieren que tienen problemas para conciliar el sueño, y cuando lo consiguen, tienen pesadillas. Pero siempre puedes hacer una rutina para ir a dormir y ayudar a que sea un momento relajante y reparador.

Estreñimiento

Debido a la progesterona, puede ser habitual que sufras de este problema porque el intestino no te va a funcionar al 100%. Así que tienes que intentar hacer algo de ejercicio y comer más fibra.

Ten en cuenta que los suplementos de hierro también estriñen, así que aumentar la ingesta de fibra y agua puede contrarrestarlo.

Picor de manos

Sí, puede ser que tus palmas se vuelvan rojas. Es el llamado eritema palmar y se produce por un aumento de la vascularización. Y eso provocará que te piquen más que de costumbre.

Por otro lado, y relacionado con esa vascularización, te pueden aparecer arañas vasculares, sobre todo en la zona del pecho.

Amnesia del embarazo

Que no te extrañe si se te suelen olvidar las cosas. Es algo completamente normal y las culpables son las hormonas, de nuevo.

Puedes arreglarlo apuntándote las cosas o poniendo alarmas de recordatorio.

Infecciones urinarias

Es habitual que en la semana 15 de embarazo sufras de infecciones de orina. Estas se caracterizan por tener dolor al orinar o por querer orinar siempre.

Si además tienes fiebre o dolor de espalda deberías acudir al médico para que te evalúe. Normalmente con antibióticos se suele eliminar el problema. Pero es bueno que aumentes la higiene en esa zona y cuidado con el sexo.

El bebé en la semana 15

bebes
Fuente: Pixabay

Vamos ahora a centrarnos en ese bebé que crece semana tras semana y va logrando cosas que, aunque nos parezcan pocas, son todo un mundo para esa personita.

Ahora mismo, en la semana 15 de embarazo, tu bebé es tan grande como un pomelo. Además, va a doblar su peso. Sí, sí, ese de la semana 14, ahora será el doble cuando acabe la semana y sus huesos van a osificarse (pero hasta dentro de tres semanas no se endurecen). De hecho, medirá unos 9-10 cm y pesará 50-70 gramos, que es más que la semana anterior. Pero, lo mejor de todo aún no te lo hemos dicho. Y es que vas a empezar a sentirlo. Ojo, que no siempre pasa, pero sí empezarás a notar algo raro en esa zona, como si burbujeara, cosquilleara o lo que se dice de «tener mariposas en la barriga».

Tu bebé estará recubierto totalmente por su piel, pero también por un pelo muy finito, al que llaman lanugo. A pesar de ese pelo, como tiene la piel tan fina, se le notarán los vasos sanguíneos.

En cuanto a sus ojos, van a juntarse un poquito más, lo suficiente para que se alineen con la raíz nasal. También las orejas se van a desarrollar, hasta el punto de ver los pliegues. Y ¡tendrá barbilla! Esta empezará a despegarse del tórax.

A partir de este momento, tu bebé te escucha, así que habituarlo a las voces de sus padres, a la música incluso puede hacer que se desarrolle mejor.

Y otra cosa muy bonita que puede ocurrir es que «pilles» a tu bebé en una eco chupándose el dedo. Los brazos ya los tendrá más largos y puedes llevar las manos a la cara.

Ahora ya sabes qué pasa en la semana 15 de embarazo.

Ir arriba