Claves para enseñarles a los niños a lavarse los dientes

lavarse los dientes

Una de las actividades de higiene que ha de inculcarse desde pequeños a los niños es, sin duda, la de lavarse los dientes. Se sabe que, cuanto más se interioriza este hábito, más fácil es que se mantenga en el tiempo, logrando evitar las visitas constantes al dentista y los problemas de salud bucal (algunos de ellos afectando al sistema digestivo).

Pero, ¿cómo se le puede enseñar a los niños a lavarse los dientes? ¿Cuándo hay que empezar? ¿Cómo hacerlo? Si se te plantean todas estas dudas, a continuación te damos las claves de todo.

Cómo ayudar a los niños a lavarse los dientes

lavar los dientes bebes
Fuente: Pixabay

El acto de lavarse los dientes no es solo una actividad que hay que hacer antes de acostarse. En realidad, hay que hacerlo al menos tres veces al día, en las comidas más fuertes (desayuno, almuerzo y cena). Sin embargo, muchos padres no lidian con este hábito hasta que los niños son más mayores. Y en realidad es un error.

¿Por qué? Te lo contamos.

Lavarse los dientes debe ser una norma desde que aparece el primer diente

Sí, sabemos que cuando aparece el primer diente los niños todavía no son conscientes de lo que es un cepillo de dientes, ni de lo que tienen que hacer. Pero para eso estás tú, ya que la primera forma de limpiar los dientes a los bebés es con una gasa humedecida para eliminar cualquier resto de leche, alimento, etc. que se quede alojado en la boca (porque puede afectar a esta).

Cuando el niño es más mayor y ya puede coger su propio cepillo de dientes, la cosa cambia.

Enseña con el ejemplo

ninos lavarse los dientes
Fuente: Pixabay

Imagina que le pides a tu hijo que se lave los dientes. Sin embargo, tú no lo haces nunca. Entonces, el niño pensará que se lo dices solo para molestarlo, pero que en realidad no es necesario. Y te enfadas. Y él también.

El ejemplo, es decir, dedicar tiempo tú para lavarte los dientes ha de ser algo ineludible. Si quieres que un niño haga algo, demuéstrale que tú también lo haces (y no vale hacerlo una vez y ya).

El mejor cepillo de dientes para los niños

No es lo mismo un cepillo de dientes de adulto que uno para los niños. En general, hay un cepillo de dientes específico para los niños de 0 a 6 años que cumple con todas las características que necesita. ¿Y cuáles son esas? Pues:

  • Que tenga un cabezal pequeño.
  • Que las cerdas sean blandas.
  • El mejor material para el cepillo de dientes es el nylon.
  • Que tenga un mango ergonómico y que sea gordito.
  • Que sea blando porque tenderán a morderlo.

A partir de los 6 años, el cepillo de dientes puede ser un poco más parecido al de los adultos, pero hay que seguir vigilando que se cepillan bien.

Lavarse los dientes no quiere decir hacerlo solo

Imagina que te piden hacer algo que no te apetece, ni te gusta. Y encima quieren que lo hagas solo. Lo más normal es que digas que lo has hecho sin hacerlo, o que al final ni te animes a hacerlo. Es algo habitual.

Pues a los niños les pasa lo mismo. Sin embargo, ¿qué tal si lo de lavarse los dientes lo hacéis en familia? Puede ser una forma de animar a los más pequeños a hacer algo que realmente es beneficioso para nosotros.

Además, así podrás saber si de verdad se lava los dientes o si solo se enjuaga la boca, si se da con pasta de dientes, si se cepilla el tiempo necesario (recuerda, un mínimo de 2 minutos) y si se enjuaga bien.

El hecho de hacerlo acompañados, y si además tú también te los cepillas, ayuda a los niños a interiorizar ese hábito para que de mayores lo hagan solos.

¿Se puede cepillar solo alguna vez? Sí, por supuesto, pero realmente solo deberías dejarle que se cepille los dientes solo cuando sea lo bastante mayor, es decir, con 8-9 años. Antes de esa edad no se recomienda.

Cómo enseñarle a lavarse los dientes

trucos lavarse los dientes
Fuente: Pixabay

Y ahora vamos a lo importante: enseñarle de verdad a lavarse los dientes. Lo primero que necesitas es tener paciencia porque al principio les va a costar, así que tendrás que revisar y a veces lavárselos tú para que lo aprendan.

Tienes que explicarle que ha de cepillarse los dientes de arriba abajo, y de abajo arriba. Todos, no solo los de delante. Aparte, hay que cepillar las muelas, todas ellas, y tanto la cara externa como la cara interna de los dientes.

Como extra, deben cepillar también su lengua ya que ahí también se pueden alojar miguitas de la comida o que se queden bacterias en ella que luego van a los dientes.

Por último, y muy recomendable, es que les inicies en el uso de la seda dental. Esto es algo que puede ser molesto, o dar grima a muchos niños, pero si desde pequeños se les ha enseñado, no debería dar ningún problema y ayudarás a que no se le queden restos entre los dientes.

Si con la seda dental no pueden, apuesta por los cepillos interdentales, que hay de varios tamaños y que hacen el mismo efecto (o incluso más) que con la seda.

¿Ya has pasado por enseñar a los niños a lavarse los dientes? ¿Nos dejas algún truco para los que se enfrentan a esto?

Ir arriba