Cómo salvarle la vida a tu bebé

Hay ocasiones en las que, una rápida actuación, puede salvar la vida de una persona. Por ejemplo conocer la maniobra Heimlich en caso de que alguien se atragante, o la RCP para hacer la respiración boca a boca. Son técnicas que podrías necesitar en algún momento de tu vida, incluso para practicarle los primeros auxilios a tu bebé.

Pero, para eso, necesitas conocer qué maniobras son las más importantes y cómo se llevan a cabo. Quizá no las necesites nunca, pero ese conocimiento hará que estés más tranquila sabiendo que, si pasa algo, puedes reaccionar y esos minutos son cruciales

Maniobras importantes para salvar la vida a tu bebé

Maniobras importantes para salvar la vida a tu bebé

Sabemos que este tema es uno de los más peliagudos. Además, no es un tema del que guste hablar debido a que nos hace ponernos negativos y pensar en los riesgos que pueden acontecer. Pero es inevitable y, a veces, la prevención, es la mejor solución para anticiparte a un mal mayor.

Por eso, no está de más que le eches un vistazo a las maniobras más importantes que debes conocer si tienes un bebé. Mientras llegan los de urgencias, estas pueden mantener con vida a tu hijo o hija. ¿Preparado?

Maniobra en caso de asfixia

No es descabellado pensar que un bebé puede asfixiarse. De hecho, es más común de lo que crees y por eso debes estar preparada para hacer esta técnica e intentar, de esta manera, hacer que se reponga.

La asfixia puede ocurrir por muchos motivos, desde que se haya tragado algo, hasta que sea por la leche, su propia saliva… ¿Qué hacer en ese caso? Lo primero es comprobar que la boca no está obstruida. Si lo está, intenta sacarlo para permitirle respirar.

En caso de que no puedas, coge al bebé con tu brazo, poniéndolo bocabajo. Sujeta con tu mano la barbilla del bebé para inclinársela y dale cinco golpes en la espalda. Si aún así no reacciona, dale la vuelta y, sujetando con la mano su cabeza, haz cinco compresiones en el tórax (con dos o tres dedos solamente).

Maniobras importantes para salvar la vida a tu bebé

Maniobra para un bebé que está inconsciente

Uno de los mayores sustos que te puedes llevar es, sin duda, cuando vas a ver a tu bebé a la cuna, o donde esté, y lo encuentres inconsciente. Además de llamar a urgencias, debes comprobar el estado y ver si respira.

¿No respira? Entonces necesitas practicar la RCP, es decir la respiración boca a boca. En este caso, tienes que dar cinco ventilaciones artificiales (en dos series seguidas), y después hacer 30 compresiones en el tórax (con 2-3 dedos). No dejes de hacerla hasta que la ambulancia y los profesionales lleguen.

¿Respira? Si respira, pero está inconsciente, intenta ver si reacciona a algún estímulo.

Maniobra para tratar un ataque de epilepsia en un bebé

Otra de las situaciones que puedes vivir, y que es bastante estresante, es un ataque de epilepsia. En esos momentos ya sabes que las crisis no se pueden evitar, y que lo peor que puedes hacer es intentar controlarlo porque podría hacerse más daño.

En cambio, lo que sí debes hacer es lo siguiente:

  • Intenta quitar todos los objetos que puedan ser un peligro para el bebé cuando pasa esa situación.
  • Hay expertos que recomiendan no colocarle una manta ni una almohada para evitar que pueda ahogarse o con el que hacerse daño. Si puedes, desabróchale la ropa y ponlo de lado.
  • Espera que pase la crisis. Sí, será muy estresante y puedes sentirte mal al ver a tu bebé así. Pero no puedes hacer nada. Eso sí, una vez pase, llévalo de inmediato a urgencias para que lo traten.

Maniobra de recuperación

La maniobra de recuperación es la que puedes utilizar cuando te encuentras a tu bebé inconsciente y este no reacciona. Es una forma rápida de actuar, aunque eso no quita que debas llamar a una ambulancia para que acudan lo más rápido posible.

Para ello, coge al bebé en brazos, con la cabeza inclinada hacia abajo. Intenta controlar su respiración, pulso y cómo responde.

Maniobras importantes para salvar la vida a tu bebé

¿Qué hacer en caso de una emergencia infantil?

Además de las maniobras que te hemos dejado, también es importante que sepas qué debes hacer en caso de que te encuentres con una emergencia infantil. Y los pasos son los siguientes:

1. Llama de inmediato a urgencias y explica lo que ha pasado. No cuelgues, mantente a la espera por si te van indicando qué hacer a fin de que puedas actuar lo mejor posible. Sigue todas las indicaciones que te den e informa de si eres capaz de hacer alguna de las maniobras antes mencionadas.

2. Si sois varias las personas que estáis, intenta no cerrar demasiado el espacio ya que el bebé necesita respirar y los agobios y los nervios no serán buenos compañeros. Mantén la cabeza fría, ya habrá tiempo después para pensar en lo que ha ocurrido.

3. Lleva a cabo las maniobras en caso de que sepas hacerlas. De esta forma podrías estar salvándole la vida a tu bebé.