Fin de curso: planes para hacer con niños en verano

Niños jugando después del fin de curso

El fin de curso ya ha llegado. Ya sea que hayan salido bien (es decir, que no les haya quedado ninguna asignatura) o que haya suspensos de por medio, los niños tienen ahora por delante unos meses de «descanso» de su «jornada laboral». El problema es que durante ese tiempo no deberían quedarse encerrados en casa o pegados a un televisor (tableta, móvil, consola…).

¿Qué hacer con ellos? A continuación te proponemos una serie de planes para hacer con niños en verano. Algunos son muy conocidos, pero a lo mejor otros te sorprenden y, sobre todo, te dan más ideas. ¿Vamos a ello?

Ir al cine

Niños paseando en el fin de curso

Prácticamente todas las productoras y grandes empresas usan la época de verano para estrenar títulos fuertes y enfocados sobre todo a los niños o a familias. Por eso, la taquilla cambia mucho en esta época del año y ofrece películas para casi toda la horquilla de los niños.

Solo tienes que ver cuáles les pueden interesar y proponer ir al cine una vez a la semana, cada 15 días o una vez al mes, dependiendo de lo que te puedas permitir.

Otra opción, dentro de esta es utilizar las plataformas de series y películas como Netflix, HBO Max, Disney, Amazon Prime… que también suelen programar estrenos llamativos para toda la familia.

Actividades organizadas en tu ciudad o pueblo

Niños jugando

En verano, es habitual que los ayuntamientos lleven a cabo una serie de actividades, talleres e incluso viajes especiales para divertir a los más pequeños y que la familia pase tiempo con ellos. Por eso, otro de los planes para hacer con niños en verano, tras el fin de curso, es echar un vistazo a esas actividades.

Puede ser que le guste un taller, que haya una exposición, o incluso que quiera matricularse en un curso o disfrutar de una excursión.

Solo tendrías que ver qué días son y organizarlo para, o bien que sea para él o ella solo/a, o bien para ir con tus hijos.

Visitar un parque temático

Niña disfrutando las vacaciones de fin de curso

En casi todas las ciudades hay parques temáticos o exposiciones, museos, etc. que pueden ser interesantes para los niños. Eso sí, hay que escoger pensando como un niño.

Para que te hagas una idea, a un niño de 6 años es posible que si lo llevas a un museo de pintura se aburra, sobre todo si no le gusta «ver cuadros». Pero si en lugar de eso lo llevas a uno de pintura divertida, como por ejemplo el poder tocar la rugosidad de la tinta, o el crear su propio estilo, la cosa cambia.

Apuesta siempre que puedas por parques o lugares en los que los niños puedan divertirse, ya sea correteando, disfrutando de las atracciones, jugando con objetos, etc. Deja a un lado la «historia» o el hacerlo aburrido. Es tiempo de disfrutar y aunque no lo creas, pueden aprender más así.

Museos temáticos

Siguiendo con la idea anterior, ¿por qué no visitar unos museos temáticos? Por ejemplo, un museo de la astronomía si le gustan las estrellas; uno de animales, uno de oficios…

Todo esto está enfocado en los más pequeños y sirve para que se diviertan.

Uno de los que más gustan es el museo de dinosaurios. Estos suelen ser interactivos y además impresionan porque muchos de los dinosaurios están robotizados y se mueven, con lo que les llama la atención, tanto por el tamaño como por lo que hagan.

Playa o piscina

Los niños tienen un imán para con el agua. Aunque no pasa lo mismo cuando hay que ducharse para ir al cole, lo cierto es que en verano, con las altas temperaturas, muchos niños van a ser felices solo por disfrutar tras el fin de curso de largos baños en la piscina o en la playa.

Es una forma de combatir el calor, pero también les permite relajarse y cambiar de aires, o de rutina de su día a día, razón por la que disfrutan tanto.

Campamento de verano

Otro de los planes con niños en verano tras el fin de curso puede ser el de un campamento de verano. Hay muchos donde elegir, algunos incluso que son temáticos y que estarán enfocados en los gustos de los más pequeños.

Por ejemplos campamentos de verano en inglés, de astronomía, de granjas escuela, etc. Durante 15 o incluso 30 días los niños disfrutan con otros niños y hacen una serie de actividades que les permiten desconectar por completo de lo de siempre.

Eso sí, no es que sea una actividad barata, y otro inconveniente es que los padres no pueden estar con ellos aunque si estos trabajan puede ser una forma de que los niños se diviertan y estén cuidados.

El día de…

Otro de los planes con niños tras fin de curso es proponer un día concreto en el que sean los niños los que decidan lo que se ha de hacer. Es decir, que ellos deciden la actividad.

Por ejemplo, imagina que en la familia decidís que el sábado sea el «día del niño» y este propone ir al cine, quedarse en casa, jugar… pero siempre en familia. Es una manera de que entienda que está bien jugar solo (con videojuegos, con amigos, etc.) pero también hay que hacer cosas en familia.

Por eso, se le da el poder de decidir al niño y durante ese día no puede hacer otra cosa que no sea en familia (aunque sea jugar a videojuegos).

Como ves, hay muchos planes que puedes llevar a cabo con niños tras fin de curso. ¿Con cuál te quedarías tú?

Ir arriba