Ideas de disfraces de Navidad con cosas que tienes en casa

La Navidad está a la vuelta de la esquina y es habitual que en algunos colegios, o centros infantiles, se celebren fiestas para que los más pequeños se diviertan. De hecho, es normal que pidan a los padres que lleven a los niños con disfraces, bien para hacer algún teatro, para cantar villancicos o simplemente para que el espíritu navideño esté aún más presente.

Por eso, si ya estás pensando en cómo vas a hacerlo este año, ¿por qué no le echas un vistazo a las ideas que te vamos a dar a continuación? De esa manera, podrías ahorrar bastante porque vamos a intentar usar cosas que hay en casa para disfrazarlos.

Disfraces de Navidad que cuestan poco y visten mucho

Y es que la Navidad este año puede ser algo más dura para muchos. Los ERTES, las pérdidas de trabajo, el cierre de negocios no solo repercute en las personas, sino también en las familias y los niños a menudo no entienden de que una familia no lo pase bien. Por eso, para que no se sientan mal, si tienes una fiesta navideña y necesitas un disfraz, aquí van algunas ideas con cosas que seguro tienes en casa.

Disfraz de pastor con cosas que tienes en casa

disfraces Navidad
Fuente: Amazon

Empecemos por uno de los disfraces habituales para los niños, el de pastor. Puedes hacerlo fácilmente ya que solo necesitas unos pantalones (por ejemplo, unos vaqueros, aunque te recomendamos que sean unos pantalones negros que así se asemejarán más a los de esos tiempos). Una camisa de cuadros, y un chaleco. De todo eso, lo que quizá menos vas a tener es el chaleco pero, ¿y si coges una camiseta blanca que ya no le valga? Puedes cortarle las mangas y abrirla por delante y le haces un chaleco al uso. Para darle un poco más de estilo puedes pegarle un poco de algodón en los bordes, o incluso en todo el nuevo chaleco para que parezca más “pomposo” y que fuera tela de oveja.

Lo mismo puedes hacer con el gorro, ya que haciendo una base (incluso con papel) puedes crearle uno con algodón. ¿Y en las piernas? Igual, algodón liado sobre ellas con unos lazos negros. Y ya está.

Disfraz de muñeco de nieve

disfraces Navidad
Fuente: Amazon

A continuación tenemos uno de muñeco de nieve. No es que vayas a tener a Olaf en casa, pero casi. Y es muy sencillo de hacer, además de barato, aunque en este caso quizá sí necesites comprar un poquito. ¿Qué necesitas? Fieltro, o tela blanca si tienes. Haz dos círculos, uno más grande que otro, lo suficientemente grandes para que tu hijo quepa dentro de ellos. La idea es que esos dos círculos formen el cuerpo de un muñeco de nieve y, dentro, vaya tu hijo. Para ello, deberás recortar en fieltro o en tela blanca cuatro círculos, dos y dos, y coserlos dejando las aberturas necesarias para que tu hijo pueda entrar.

Para que te hagas una idea, el círculo más grande será de cintura para abajo, de tal forma que debes dejar abierto por arriba y por abajo. Te recomiendo que en la parte de arriba, si puedes, coloques algo que impida que se le mueva para que no sea incómodo. La parte de arriba, necesitarás dejar abierto también los lados para que pueda meter las manos, la cabeza y pasarlo por el cuerpo hasta la cintura.

Para decorarlo, nada como el fieltro haciendo botones. Ya solo quedaría maquillar un poco la cara del niño para que tenga una nariz naranja y, a poder ser, unos ojos negros.

Disfraz de racimo de uvas

¿Qué tal ser un poco más original e ir de racimos de uvas? Además, no te va a costar demasiado hacerlo, aunque sí vas a necesitar paciencia y mucha capacidad pulmonar. ¿Por qué te decimos esto? Pues porque tendrás que hinchar una gran cantidad de globos, todos ellos de tamaño mediano, y de colores o violeta o verde. El objetivo es que tu hijo se vista con una camiseta y un pantalón y, con cinta adhesiva, cuerda o sí, incluso pegamento, le empieces a pegar los globos en el cuerpo de tal manera que parezca de verdad un racimos de uvas.

Por último, no te olvides poner un gorro de lana negro y de pegarle en él, con cartón en color negro, como una especie de rabito. Así, tendrás un bonito racimo de uvas.

Eso sí, si bien es bonito poner los globos a todo su alrededor, recuerda que tienen que sentarse, así que estará incómodo si no le dejas la espalda limpia de globos para que pueda hacerlo.

Disfraz de Navidad de bastón de caramelo

Hemos dejado este para el final porque se nos ha ocurrido algo muy sencillo y rápido de hacer, además de que no te va a costar prácticamente nada. Y es el del bastón de caramelo. Para hacerlo, solo tienes que vestir a tu hijo o hija de blanco. Es decir, pantalón blanco y camiseta blanca. Después, con cinta adhesiva de color rojo, debes ir rodeando al pequeño como si hicieras las franjas del bastón de caramelo.

Y ya está. Puedes pintarle la cara con blanco y rojo y, si tienes un gorro tipo pitufo, o puedes construirlo, le darás la curvatura que necesita el bastón en su cabeza.