6 ideas de manualidades para hacer con niños durante la cuarentena por coronavirus

Los niños llevan ya muchos días de confinamiento y se están comportando como verdaderos campeones. A pesar de que a veces nos pueden sacar de nuestras casillas, lo cierto es que aguantan a veces más que los adultos. Y por eso, ¿qué tal una sesión de manualidades para hacer durante la cuarentena por el coronavirus?

Manualidades en casa ¡sí se puede!

Si tienes niños, seguro que dedicar una tarde a hacer algunas manualidades le ayuda a soportar mejor el encierro por el coronavirus.

Por eso, te proponemos estas ideas para animarte a hacerlas en estos días.

Gusano con cartones de huevos

Seguro que has comprado huevos esta semana. Es uno de los alimentos que suele estar en todas las casas. Y en muchas ocasiones estos vienen en una funda de cartón. Las llamadas hueveras.

Pues bien, con ellas se puede hacer una bonita manualidad que es la de construir un gusano con esos cartones. Lo único que necesitas es romper la caja de huevos en seis, uno por cada cartón que contenía el huevo.

Ahora, tendrás que pintarlos y, con pegamento, unirlos como si fuera un gusano. El primero de ellos será el que lleve la cabeza por lo que hay que pintarle ojos y boca para que se le reconozca. ¡Y ya tienes un gusano para jugar con los niños!

Máscaras con platos de papel

A los niños les encanta jugar. Y estar encerrados puede hacer que se sientan apáticos y sin fuerzas para nada. Pero, ¿y si jugamos con ellos a las máscaras? Para ello, nada como platos de cartón y pajitas.

Para empezar, el plato de cartón debes partirlo por la mitad. Dependiendo del color que sea, los puedes pintar y, a continuación, cortarle la parte de los ojos para que los niños puedan ver a través de ellos.

Ahora, puedes pensar en dibujar la cara de un animal, o en hacer una máscara de carnaval, lo que se te ocurra.

De esta forma, los niños van a estar entretenidos un tiempo y después podrás usarla para jugar con ellos, por ejemplo, a representar un teatro.

Manualidades con niños: Lapiceros con rollos de papel

Unos días antes de que saltara el estado de alarma y el Gobierno nos confinara a nuestras casas, todo el mundo iba al supermercado a por papel higiénico. Si eres de los afortunados que tiene en su casa, seguro que ya has gastado algunos y tienes rollos de papel.

Estos pueden ser perfectos para hacer con ellos lapiceros para los niños ya que solo necesitarás un cartón para tapar una abertura del mismo y pintarlo al gusto de los más pequeños.

Y así no tendrán los lápices desperdigados por todas partes, sino en un lugar que ellos mismos han desarrollado.

A pintar con sus manos

manualidades con ninos
Fuente: Pixabay

En este caso, manualidad en sí no es, pero sí es una actividad que a los niños les encanta, y que van a pasarlo genial, además de que así se quitan parte del estrés que tienen.

Para llevarla a cabo lo único que vas a necesitar es papel continuo blanco. Cuanto más, mejor. Eso sí, te recomiendo que pongas plásticos en el suelo y que elijas ropa que no importe que se manche de pintura.

A continuación, deja varios botes de pintura abierta y que tu hijo se manche las manos y pinte con ellas.

Lo que puedes ver como un momento del que después te vas a arrepentir, para ellos es una forma de diversión única donde darán rienda suelta a su nerviosismo, a su estrés, a la frustración de no poder salir…

Cuando acabe, aparte de llevarlo directamente a la bañera, deja que el papel se seque. Seguro que hay una parte que puede gustarte más y podrías optar por usarlo como cuadro para su habitación. Al fin y al cabo, está pintado por tu hijo.

Manualidades con botellas: Huchas de cerdito

Para esta manualidad lo mejor es que te hagas con botellas pequeñas de agua. De plástico. También vas a necesitar pinturas y cartulinas para poder hacer los ojos, orejas y rabito del cerdito.

Lo primero va a ser pintarla de color rosa. En la parte superior, debes hacerle una hendidura que será por donde metan las monedas, mientras que las patas del cerdito pueden ser tapones pegados a los lados de la botella, o bien corchos.

Ahora tendrás que ponerle sus orejas, y sus ojos y rabito. Y, para finalizar, en el tapón dibujarle la naricita (que son dos círculos negros). Y ya estaría la hucha. Lo único que harán será meter las monedas por la hendidura y, cuando quieran sacarlas, desenroscar el tapón y agitar para que caigan las monedas.

Eso sí, asegúrate que las monedas salen, o tendrás que abrir en canal al pobre cerdito.

Manualidades: A pintar con un tenedor

Por último, hemos pensado, relacionado con lo de pintar, hacerlo con un tenedor. Sí, la pintura queda de una manera muy divertida, además de crear el efecto como si fuera pelo que tuviera vida y que le diera volumen al dibujo.

De hecho, puedes pensar en hacer un oso, un puercoespín, una barba o el pelo de hombres y mujeres, etc. Después, con cartulina, puedes darle los detalles que le faltan como los ojos, sombrero, vestido, la boca…