Posturas que alivian el dolor de espalda en el embarazo

dolor de espalda embarazo

Uno de los dolores que toda embarazada debe sufrir es el de espalda. El cambio de centro del cuerpo debido al crecimiento de la barriga y del feto, y al peso de este, provoca que tengamos que colocar la columna vertebral de una determinada manera y eso nos hace sentir dolores. Pero afortunadamente hay algunas posturas en el embarazo que pueden aliviarte.

¿Quieres saber cuáles son esas? ¿Y qué debes hacer para que no te duela? Presta atención.

El dolor de espalda, uno de los calvarios del embarazo

embarazo

El embarazo es un estado donde tienes, durante nueve meses, mariposas en el estómago. Estás deseando que todo vaya bien pero también que pasen las temidas náuseas, el sentirte hinchada, tener las piernas doloridas y sí, también el dolor de espalda.

De hecho, este es uno de los que muy pocas mujeres pueden olvidarse porque empieza cuando el bebé va ganando peso y nos provoca que haya un cambio en el centro de gravedad. ¿Y qué se siente? Pues como si te diera tirones la columna, como si tuvieras un pellizco en esa zona o como si te sintieras que algo tira de ti hacia abajo.

Seguro que alguna de esas descripciones te ha llamado la atención. Y sí, son problemáticas.

A eso hay que unirle que los ligamentos y las articulaciones, sobre todo de la pelvis, se relajan haciendo que nos cueste más trabajo, duela todo más.

Afortunadamente, hay algunas posturas que pueden venirte bien.

Posturas que alivian el dolor de espalda

embarazo

Si estás embarazada y ya has comenzado a sufrir los dolores de espalda, es hora de que prestes atención a la postura que tienes que intentar usar durante los meses de embarazo. No solo aliviará el dolor de espalda sino que evitará accidentes o problemas agravados por esta. ¿Quieres saber qué hacer?

Baja con las rodillas flexionadas

Imagina que se te cae el móvil al suelo. Y estás con tu embarazo. Durante los primeros meses no tendrás problema en agacharte como siempre para cogerlo. Pero, ¿y si estuvieras de 7, 8 o 9 meses? En el momento en que intentaras hacer eso, el peso de tu barriga haría que te precipitaras al suelo, golpeando con ella a tu bebé. Además, el dolor de espalda va a ser como si vieras estrellas porque has forzado una postura que ha hecho que todo el peso recaiga en la espalda, y esta no está muy bien en esos momentos.

¿Solución? Pues bajar doblando las rodillas, como si hicieras una sentadilla. Coges lo que se te haya caído y subes de nuevo. Si no puedes por sí sola, apóyate en algo o en alguien.

La bendita almohada en el embarazo

La llamamos así porque realmente es lo que siempre recomiendan los ginecólogos para las embarazadas cuando tienen problemas para dormir. Pero lo cierto es que también debería estar presente cuando te sientas para así relajar la zona de los riñones.

Si eres de las que pasa mucho tiempo sentada durante el embarazo, una almohada es lo mejor, además de un banco bajo con el que las rodillas y las caderas queden bien alineadas.

La técnica de rodar y el brazo

Ya sea que vayas a levantarte del sofá, de una silla o de la cama, la mejor técnica que puedes aplicar es la de «rodar» y levantarte ayudándote de un brazo. El objetivo es que no fuerces la espalda para hacer esos movimientos sino que es mejor que los brazos sean un apoyo que te permita cambiar la postura.

La postura de las almohadas para calmar el dolor

Antes de explicarte en qué consiste, es muy importante que sepas que, si estás en el último mes de embarazo, esta postura no se recomienda por más de 10 minutos, porque es negativa tanto para la madre como para el bebé.

Consiste en tumbarte bocarriba. Debes colocar una almohada debajo de la cabeza y otras debajo de las piernas. De esta manera, dejas reposar la espalda al amoldarte a ella (y no al contrario).

La mejor postura para dormir

En este caso, cuando la barriga ya crece un poco más, se puede utilizar una postura que ayuda a conciliar el sueño y también alivia los dolores de espalda.

Para ello, tienes que ponerte de lado y doblar una rodilla. A veces, para aliviarte un poco más, podrías ubicar una almohada en la cabeza y otro en las piernas. Eso sí, para algunas mujeres puede ser un poco incómoda, por lo que hay que intentar ir cambiando de postura de un lado a otro para no tener problemas de rodillas y sobre todo de las caderas o de la ciática.

Como ves, hay muchas posturas que pueden ayudarte a aliviar el dolor de espalda, pero lo mejor sería tener una buena forma física para sobrellevar el embarazo de la mejor forma posible. ¿Nos recomiendas alguna más?

Ir arriba