Productos de belleza y cosméticos que no debes usar en el embarazo

productos de belleza cosmeticos embarazo

Durante el embarazo, es habitual que haya algunos alimentos y medicamentos que no sean recomendados para las embarazadas debido a que pueden perjudicar al bebé, a la madre o una buena gestación. Pero, ¿sabías que también hay productos de belleza que están vetados?

Si quieres conoces algunos de los cosméticos que no deberías usar durante tu embarazo, a continuación te hablamos de ellos.

Por qué hay algunas cosas que has de cambiar en el embarazo

Cuando te quedas embarazada, hay algunos aspectos de tu día a día que debes cambiar para evitar que se conviertan en consecuencias negativas, tanto para el bebé como para ti.

Normalmente, los cambios hormonales hacen que las embarazadas reaccionen de manera diferente a ciertos elementos.

Esto afecta a los medicamentos o los alimentos; hay algunos que no se pueden tomar porque perjudican al embarazo, bien al feto, bebé o a la propia madre, razón por la que se recomienda que, si estás embarazada, no debes automedicarte para evitar problemas.

Esos mismos cambios hormonales son los que provocan que, ciertos cosméticos, puedan provocar alteraciones en la piel, hasta el punto de, incluso, afectar al propio bebé. Una de esas reacciones es la propia sensibilidad de la piel, capaz de reaccionar ante una crema, un cosmético o incluso un maquillaje determinado. Pero no solo puede haber un sarpullido o alteración, sino que algunas veces, a través de la piel, podemos absorber ingredientes de esos productos de belleza que son nocivos y, sin embargo, llegan a la sangre y, de ahí, a la propia placenta.

Qué cosméticos debes evitar en el embarazo

Si estás embarazada, o bien quieres estarlo en breve, si utilizas muchos productos de belleza deberías empezar a mirar un poco las etiquetas para saber si, cuando te quedes en estado de buena esperanza puedes seguir utilizándolos o no. En este caso, los que debes evitar son:

Cosméticos con peróxido de benzoilo

Este ingrediente es habitual en muchas cremas, sobre todo en aquellas que tratan el acné. Si la tienes, es mejor que no la uses en el embarazo.

Y es que no está probado que estando embarazada sea segura, por lo que la recomendación de los expertos es la de apartarla de tu rutina de belleza.

Hidroquinona

La hidroquinona es muy habitual en cremas despigmentantes. Si las utilizas, lo más seguro es que la que uses lo lleve y has de saber que, de seguir manteniendo tu rutina, podrías provocar daños en el feto porque los ingredientes, al ser absorbidos por la piel, llegan a la sangre y de ahí a la placenta.

Y no querrás que tu bebé tenga problemas.

Ácido salicílico

Los exfoliantes son uno de los botecitos más comunes entre los cosméticos, pero todo un peligro si estás embarazada. Y es que, tal y como ocurre con la aspirina, su composición es muy parecida y está contraindicada para el embarazo.

Aceites esenciales

aceites esenciales

Pueden parecer inofensivos, y la gran mayoría lo son. El problema es que hay algunos que son abortivos, con lo que, si los usas, podrías estar provocándote un aborto sin saberlo.

¿Y por qué ocurre esto? Debido a que favorecen las contracciones del útero.

Desodorantes

Ojo, no queremos decirte que tengas que evitar todo desodorante y no usarlo. Pero sí que debes quitarte el que lleve hidróxido de aluminio porque es un componente antitranspirante que puede ser perjudicial en el embarazo.

Esmaltes

esmalte embarazo

Sí, exacto, los de pintarte las uñas. Y no son nada recomendables porque llevan acetona y ftalatos. Ambos son perjudiciales si estás embarazada, al punto de que pueden interferir en la gestación del feto.

Parabenos

maquillaje embarazo

Otros de los ingredientes habituales en muchas cremas y maquillajes son los parabenos. De manera general, son buenos, pero no durante un embarazo porque provocan un desequilibrio hormonal. Es decir, que a tus cambios hormonales estarías afectándolos de nuevo.

Vitamina A

La vitamina A es uno de los ingredientes habituales en cremas antiedad, aunque también pueden aparecer como retinoides.

El problema es que este ingrediente afecta directamente al feto y bebé, hasta el punto de que sufra daños irreversibles.

Cafeína

No, no nos estamos refiriendo en esta ocasión al café, aunque es una de las bebidas que suelen retirar de los embarazos. En este caso hablamos de cremas que, entre sus componentes, llevan cafeína.

¿Y por qué no se deben usar? Pues debido a que este ingrediente puede llegar al bebé a través de la piel de la madre, y hacer de las suyas (nada buenas).

Es habitual que lo encuentres en cremas anticelulíticas así que cuidado con las que tengas a mano.

Amoniaco

El amoniaco es común tenerlo en los tintes para el pelo (salvo los que digan que no lleven).

Si bien no es muy negativo, sí se desaconseja usarlo, sobre todo si sueles trabajar mucho porque el olor, vapores, etc. puede perjudicarte.

Con todo esto no queremos decirte que no haya productos de belleza aptos para embarazadas, los hay, pero tienes que tener cuidado con lo que te compres para que no tengas consecuencias negativas en tu embarazo.

Ir arriba