Tests que ayudan a saber cómo está tu bebé en el embarazo

tests embarazada

Durante el embarazo, tu ginecólogo te ve varias veces a lo largo de los trimestres para conocer cuál es la evolución y ayudarte con los problemas que puedan surgir. Pero también para realizarte tests o pruebas que detecten alteraciones en el feto o que el embarazo no va por buen camino (y poder darle solución, si es posible).

Pero, ¿qué tests son los más habituales en el embarazo? ¿Para qué sirven? ¿Son invasivos? Conoce algunas de las pruebas habituales en un embarazo.

La primera prueba del embarazo: el análisis de sangre

tests embarazo

Has de saber que la primera prueba que te van a realizar cuando sabes que estás embarazada es un análisis de sangre. Lo hacen porque muchas veces las pruebas de embarazo dan falsos positivos (igual que falsos negativos) y de esta forman confirman el estado de buena esperanza (o no).

En él también se valoran otros aspectos como pueden ser las vitaminas, el hierro, etc. que son fundamentales para la madre y que hacen que empiecen a tomarse algunos medicamentos para preparar el cuerpo de la embarazada para los cambios hormonales que va a sufrir.

Además, es una forma de evitar carencias, o de prevenir problemas que pudieran darse (por ejemplo, que haya una malnutrición o anemia en la madre), pudiendo atajar el problema antes de que afecte al bebé.

El triple screening

Este nombre tan extraño es el de otra prueba que hará el ginecólogo con el objetivo de detectar alteraciones genéticas en el feto. Pero tranquila, porque no es una prueba invasiva, sino que la forma de obtenerla es a través de una muestra de sangre de la madre.

Según los resultados, el ginecólogo puede quedarse solo con ellos o recomendar una prueba más exhaustiva para ver si el feto tiene malformaciones o alteraciones cromosónicas (síndrome de Down). Eso sí, hay no invasivas, como el cribado prenatal, o test de Harmony, uno de los más fiables para detectar el síndrome de Down, e incluso el sexo del bebé; e invasivas, como la amniocentesis, que puede tener muchos riesgos ya que si se toca al bebé se le pueden provocar problemas.

El temido test de O’Sullivan para las embarazadas

embarazo test

Otra de las pruebas que se realizan en el embarazo, y a todas las embarazadas, independiente de su edad, es el llamado test de O’Sullivan, o más conocido como la curva de glucemia. El objetivo es detectar si, debido al embarazo, se ha producido una diabetes gestacional, para la que hay que poner tratamiento ya que puede ser muy peligrosa, tanto para la madre como para el feto.

Esta prueba consiste en medir la glucosa en sangre de la embarazada, pero no sirve solo un pinchazo, como viene siendo habitual.

Normalmente hay que tomar una solución de 50 gramos de glucosa en un vaso de 200ml de agua. Se realiza un primer análisis, se toma la solución y a la hora de hace otra medición; y luego a las dos horas.

Si el test saca un resultado superior a 140mg/dl), entonces se debe realizar otra curva de glucemia (que sería a las 2 horas) para verificar si efectivamente hay diabetes gestacional o no.

En otras ocasiones, el test se realiza durante un periodo de tres horas. Un primer pinchazo en ayudas y los siguientes tras tomar la solución y cada 30 minutos durante las 3 horas siguientes.

Test del estreptococo

Esta es quizás una de las más desconocidas, o que al menos pasa como algo común y sin embargo tiene mucha importancia. Normalmente se hace en varios momentos del embarazo y consiste en un frotis vaginal y rectal.

¿Por qué se hace esto? Debido a que hay que detectar la bacteria estreptococo betahemolítico de grupo B. Esta solo se encuentra en la vagina y en el recto y puede sufrirse sin que haya ningún síntoma.

El problema es que para el feto sí que resulta muy peligrosa, sobre todo al pasar por el canal del parto y exponerse a ella. Puede provocar infecciones graves, hasta el punto de poner en riesgo la vida del bebé.

Por eso, se lleva a cabo a partir de las 35 semanas de gestación aunque, si hay riesgo a que sea prematuro, se lleva a cabo antes.

¿Es importante realizarse todas esas pruebas?

No solo es importante, sino que además es muy recomendable porque estamos hablando de la salud de la madre y la del bebé. Con los resultados de las pruebas los médicos pueden determinar cómo está evolucionando el embarazo y, en contra, poner remedios a los posibles problemas que puedan surgir y que afectarían a la evolución y buen desarrollo del feto.

Si tienes miedo, puedes optar solo a las pruebas no invasivas. De hecho, los expertos no recomiendan las otras salvo que haya signos evidentes de que hay algo que no va bien en el embarazo, para lo cual sí que recomendarían esos tests, pero siempre la última palabra la tendrías tú.

¿Recuerdas más tests que se hagan en el embarazo?

Ir arriba