Cuál es el protocolo de identificación de un bebé recién nacido en el hospital

recién nacido

Debido a los recientes casos que han salido en los medios de comunicación acerca de los cambios de niños, son muchos los padres que, cuando saben que tienen que entrar en el hospital se preguntan si es seguro, si no van a darle el cambiazo de bebé… Pero, ¿sabes realmente cómo es el protocolo de identificación de un bebé recién nacido en el hospital?

Si no lo sabes y te interesa este tema, ya sea por motivos personales o porque conoces a mujeres embarazadas que tienen que dar a luz dentro de poco, aquí te vamos a aclarar algunos aspectos importantes para que sepas qué tienes que hacer y saber.

El protocolo de identificación y custodia del bebé recién nacido en el hospital

recién nacido
Fuente: Pixabay

Lo primero que debes saber es que ha de ser identificado al momento de nacer. En realidad, es un derecho que está reconocido nacional e internacionalmente. Además de que es prioritario para saber quién es el paciente que, durante un tiempo, permanece ingresado en el hospital (a fin de saber qué tiene, qué hay que hacer, etc.).

Además de esa identificación, también hay un protocolo de custodia, gestionado por la Asociación Española de Pediatría, que trata sobre estos temas con el objetivo de que no haya intercambios de bebés, ni en el paritorio, ni en el nido, salas de hospitalización de la planta de maternidad, etc.

Entonces, ¿por qué se producen esos intercambios? Pues la mayoría de ellos es porque hay en ese momento una carga de trabajo, o porque hay varios partos simultáneos y, cuando se separa a la madre del recién nacido, si hay varias salas puede acabar confundiéndose uno con otro. Aunque no es lo habitual, el ser humano comete errores y, a veces, estos se detectan a tiempo, pero otras no.

La identificación del bebé

Centrándonos en la identificación del bebé, debes saber que, desde el mismo momento en que este sale del vientre de la madre, los médicos lo primero que hacen es cortar el cordón umbilical, ¿verdad que sí? Y le colocan una pinza en ese resto que queda. Pues bien, esa pinza es ya lo primero que tiene el bebé o bebés para ser identificados porque esta lleva una etiqueta con un número y código de barras que lo identifica y relaciona con su madre.

Sin embargo, no está solo esto. También hay más cosas.

Está la pulsera del bebé, que se le pone en la muñeca y que no se puede abrir si no es cortándola. En esa pulsera vendrá también un código de la historia clínica y del documento de identificación sanitaria materno-filial.

Y, por supuesto, la pulsera que lleva la mamá, que debe coincidir con la del bebé en su código y número.

Las huellas dactilares y plantares. Al nacer el bebé se le toman las huellas del pie al bebé, quedando estas registradas. Al mismo tiempo, se vinculan a las huellas dactilares de la madre, para que así no haya problema de que se equivoquen. En otras palabras, etiquetan a cada bebé con su madre.

Otro de los métodos de identificación del bebé recién nacido es la muestra de sangre. No quiere decir que se le haga un análisis de sangre en el momento de nacer, sino que esas muestras se cogen del cordón umbilical. Y sí, también se recoge una gota de la sangre de la madre para que ambas muestras estén etiquetadas en la misma tarjeta.

Por último, existe un sistema más moderno, y adaptado a las nuevas tecnologías de ahora, que no se usa en todos los hospitales, pero que sí está presente. Hablamos de los dispositivos de localización, que disponen de radiofrecuencias que ayudan a detectar dónde está en todo momento el recién nacido, activando una alerta si la distancia entre la madre y el bebé es demasiada (por ejemplo que se separen los metros en los que ambos dispositivos se reconocen entre sí).

¿Qué debes hacer cuando te entreguen a tu bebé recién nacido?

recién nacido
Fuente: Pixabay

Como precaución, en el momento en que te entreguen a tu bebé es importante que te fijes en que lleva los sistemas de identificación (pinza, pegatinas con el código y pulseras) para cerciorarte de que llevan el mismo número que la madre.

Por supuesto, y siempre que puedas, vigila los pasos que dan los enfermeros y médicos con el bebé, para ver si le toman las huellas, sangre, etc.

A pesar de todo este protocolo y todos los sistemas de identificación del bebé y de la relación con su madre, los errores se dan y es algo que, aunque se intenta evitar, pueden surgir. Por eso muchos padres toman sus propias medidas como hacer fotografías o incluso usar alguna pulsera identificativa extra para el bebé (siempre que los propios médicos y el hospital lo permita).

Ir arriba