Razones por las que te sientes embarazada pero el test da negativo

Alguna que otra vez puede pasarte. Levantarte y sentir náuseas, que la regla no te baje, que tengas los pechos hinchados… Sí, todos los síntomas de una embarazada. Pero, después de hacerte el test, te has desanimado porque no ha dado positivo. Ahora bien, ¿por qué te pasa eso?

Aunque no lo creas, a veces puede ocurrir que una mujer se sienta “embarazada” pero realmente no lo esté. Si bien los expertos recomiendan que se repita el test dos o tres veces para cerciorarse de su resultado (siempre en días diferentes, no en el mismo), sobre todo por si acaso es demasiado pronto para que lo detecte, hay también otros motivos por los que puedes tener síntomas de embarazada sin estarlo, ¿quieres saber qué te pasa?

Me siento embarazada, pero no lo estoy

Ante todo, no te sientas mal, ni avergonzada por ello. Muchas veces te puedes sentir así y, aunque no signifique que estás en estado de buena esperanza, sí debes prestar atención al motivo por el que ha pasado. Porque sí, el hecho de experimentar síntomas de una embarazada tiene un porqué. Pero, ¿cuál? Aquí te lo explicamos.

Un test de embarazo demasiado pronto

embarazada
Fuente

Ya sabemos que los test de embarazo son fiables, pero, como con todo, hay veces que pueden no serlo tanto. De hecho, si te haces el test mal, no te dará un buen resultado; si lo haces demasiado pronto, tampoco. Por eso, los expertos recomiendan que, aunque te salga negativo la primera vez, si sigues sintiendo esos síntomas, repitas la prueba a los cinco días, para ver si las hormonas han cambiado y, finalmente, te salen las dos rayitas rojas que deben salir.

De hecho, se recomienda hacer 2-3 pruebas desde que haya una falta o un retraso de la menstruación, y que en cada una de ellas haya unos 5 días de diferencia para que la hormona hCG, que es la que detecta el test, haga reaccionar a este.

Un test en mal estado

¿Eres de las que tiene los test en su casa? Pues deberías dejar de hacerlo porque un mal almacenamiento puede influir en el resultado del test (tanto en positivo como en negativo). Como consejo, te diremos que debes guardarlos en el baño, ya que es un lugar donde no hace demasiado frío ni calor. Pero ojo, que si tienes calefacción en esa zona y sueles ponerla alta, lo mejor es que compres uno solo para usarlo en ese momento.

De esa forma, podrás confiar en que está bien y que no se ha deteriorado.

Desequilibrio hormonal

¿Cuántas mujeres han sufrido un retraso o incluso una falta y ya han pensado que estaban embarazadas? Como sabes, 1-2 semanas antes de que aparezca “la señora de Rojo” los pechos duelen, a veces se hinchan, nos duele el vientre y nos sentimos hinchadas, cansadas, incluso con el estómago revuelto. Y no, no es que estemos embarazadas. Pero si además la regla se retrasa, eso nos provoca mayores dolores, y pensamos que puede ser un embarazo.

El motivo puede ser debido a un desequilibrio hormonal, y hay que vigilarlo si pasa a menudo porque podría ser un síntoma de ovario poliquístico, un problema que, de no tratarse, es bastante importante.

Medicamentos

embarazada

¿Tomas algunas pastillas? Aunque no lo creas, estos pueden influir en otras partes y órganos del cuerpo. Sí, como lees, puedes estar curándote de una cosa y empeorando otra. Por ejemplo, si tomas pastillas de progesterona, puedes sentir los síntomas de un embarazo (náuseas, mareos, cansancio…) y sin embargo no estar embarazada. Y lo mismo puede ocurrirte con anticonceptivos, o con otros tratamientos que te hagan tener síntomas parecidos a los de esa situación.

¿Tomas demasiada agua?

Otro motivo por el que puede ocurrir que el test salga negativo y tú sigas teniendo síntomas de embarazada es porque te estás saboteando. Y es que, si bebes demasiada agua, tu orina estará más diluida, lo cual significa que, por mucha hormona hCG que tengas, si la orina es demasiado clara, puede no funcionar la prueba. ¿Nuestro consejo? Intenta estar un día bebiendo poca agua y hazte el análisis nada más levantarte, pues es cuando más retenemos la orina y puede haber más concentración de esa hormona.

Otras explicaciones

Hay veces en las que los síntomas de embarazo se coincide con otras enfermedades. Y quizá piensas que estás esperando un bebé pero en realidad es otra cosa que está afectando a tu salud.

Por eso, si ves que la situación no mejora, deberías pedir hora con tu médico de cabecera, exponerle el problema y que te derive a un ginecólogo para que te observe. Mientras esperas, puedes solicitar un análisis de sangre (donde te hagan una prueba de embarazo). O también puedes considerar acudir a un ginecólogo directamente para salir de dudas.

De esta forma, te quedarás más tranquila y sabrás realmente lo que te pasa.