San Valentín para niños: planes divertidos para demostrarles tu amor

san valentin ninos

¿Quién dice que el día de San Valentín solo es para celebrarlo con la pareja? También se les puede expresar el amor a tus hijos, ya que es una forma de que ellos, desde pequeños, entiendan que el amor no es solo entre un hombre y una mujer, sino también entre los miembros de la familia, amigos, etc.

¿Quieres saber qué puedes hacer ese día, o en el fin de semana del amor? Te damos algunas opciones que pueden ser entretenidas y divertidas para los más pequeños.

Hacer tarjetas de San Valentín

Unos días antes, o ese mismo día, puedes plantearle a tus hijos que hagan tarjetas de San Valentín, bien pintándolas, decorándolas, etc. ¿Para qué? Pues para que, una vez las hagan, se las regalen a las personas que quieran. Porque el amor no es solo de adultos, ellos también pueden querer a su familia, amigos, etc.

Aunque en el caso de los amigos puede malinterpretarse, es mejor hacerlo entre la familia (hermanos, padres, tíos, primos, abuelos…). ¿Y si hiciera una tarjeta a cada persona que le importara?

Una de las más sencillas que puedes proponerle es la de dibujar en el centro de la tarjeta un corazón (si son muy pequeños puedes dibujarlo tú) y que ellos se encarguen de decorarlo como quieran (puede ser con el típico rojo pero también pueden usar otros colores si quiere, el objetivo es no frenar su creatividad).

Para los más mayores podrías pedirles que hicieran algún dibujo, o incluso que hagan tarjetas troqueladas que suelen gustar mucho y entretener aún más.

Recetas de San Valentín

san valentin ninos

Si tus hijos son un poco cocinitas, puedes proponerles hacer algunas recetas ese día. Por ejemplo, pueden ser unas galletas de mantequilla con forma de corazón, que por si no lo sabes son muy fáciles de hacer y a los niños les encanta el poner el molde y sacar las galletas, además de que pueden ayudar con la masa.

Otra opción es hacer un bizcocho con forma de corazón, o hasta una pizza con esa forma. Y lo más tradicional en el día del amor, los bombones de chocolate que son muy fáciles de hacer y a los niños les encanta “trabajar” con el chocolate (sobre todo chupándose los dedos después).

En realidad hay muchas ideas que puedes llevar a cabo, solo con buscar recetas de San Valentín te saldrán millones.

Eso sí, procura escoger una receta acorde con la edad de los pequeños para que no se hagan daño o vean que al final la receta quien la hace eres tú y ellos participan poco.

Cine en casa

¿Quién dice que en San Valentín no se puede disfrutar de una buena película? Si bien siempre se recomienda que sean películas románticas, las de adulto no le van a gustar a los niños. Así que puedes poner una familiar que no sea muy «oscura» y que tenga que ver con el cariño y el amor y así seguro que toda la familia disfruta.

¿Alguna sugerencia? A tres metros sobre el cielo, La ciudad de las estrellas, A todos los chicos de los que me enamoré, Enredados, La Bella y la Bestia, Mi chica, Señora Doubtfire, Siempre a tu lado (Hachiko), El amor lo es todo, todo… y muchísimas más. Por opciones que no sea.

Manualidades de San Valentín con niños

san valentin con ninos

Una forma que a los niños les encanta de demostrar su amor es haciendo cosas por aquellas personas a las que quieren. Y en este caso puede ser una opción estupenda para fomentarlo.

Además, existen muchísimas manualidades que pueden hacer, desde las más básicas, para niños pequeños, a otras más elaboradas.

Por ejemplo, nos han gustado tres que hemos visto.

  • Corazón de hilos. Consiste en pinchar unos alfileres, a una determinada distancia cada uno de ellos, de forma que hagan la silueta de un corazón. Después, con hilo rojo, hay que atarlo en un alfiler y recorrer cada uno de ellos creando el corazón. Finalmente, el hilo debes pasarlo, libremente, por los alfileres de tal forma que quedará un diseño único porque cada niño lo hará de una forma diferente.
  • Maceta de corazones. Otra opción es la de usar limpiapipas de colores (verde y rojo) para crear una flor (tallo verde, flor roja) con ellos. Es de lo más sencillo para los niños y para simular que es una planta puedes coger una maceta de plástico, llenarla con papel de periódico o similar (otra opción es usar sustrato de orquídeas que simulará la tierra) y plantar esas flores para que parezcan de verdad.
  • Corazón en 3D. Esta manualidad, por ser algo más compleja, es para niños más grandes. Consiste en hacer un corazón kirigami, que simula uno en 3D y queda muy bonito (incluso podéis hacer varios y formar guirnaldas colgantes).

Como ves, hay muchas opciones donde vivir un San Valentín con niños divertido y, sobre todo, para expresar el amor que se siente por otra persona sin que este tenga que ser pasional. ¿Nos cuentas alguna idea más para disfrutarlo con los más pequeños?

Ir arriba