Esto es lo que pasa en la semana 24 de embarazo

Mujer en estado de embarazo

Si ya estás en la semana 24 de embarazo seguro que te empezarán a surgir dudas como ¿qué nuevos síntomas aparecerán esta semana? ¿Qué cambios voy a notar en mi cuerpo? ¿Cómo está mi bebé?

Por eso, hoy te vamos a traer la respuesta a todas esas posibles dudas que te pueden surgir durante la semana.

El cuerpo de la embarazada en la semana 24 de embarazo

Padres esperando a su hijo

Como ya sabes la semana 24 de embarazo va a traer consigo una serie de nuevos cambios y procesos en tu cuerpo. No debes olvidar que la mayoría de cambios son normales en una situación de embarazo y no debes preocuparte.

Entre todos esos cambios y procesos que vas a notar en tu cuerpo esta semana podemos destacar:

Es posible la aparición de anemia

Es muy posible que sufras de anemia debido a varios factores:

  • Aumento de la cantidad de líquido en la sangre. El aumento de la cantidad de líquido en la sangre es mayor que la producción de glóbulos rojos, lo que provoca una hemodilución fisiológica.
  • Se reducen tus reservas corporales de hierro. Esto es debido al aumento de las necesidades, tanto de tu bebé como de ti, lo que ocasiona un déficit en la producción de hemoglobina.

Los síntomas provocados por la anemia suelen ser el mareo, el cansancio, la palidez en la piel y en las mucosas, incluso en ocasiones se pueden llegar a experimentar palpitaciones.

A lo largo de las analíticas que se hacen en el embarazo se puede diagnosticar la anemia gracias al nivel de la hemoglobina.

En caso de que se diagnostique una anemia durante el embarazo, los expertos recomiendan seguir las indicaciones del médico y la toma de suplementos de hierro y aumentar el consumo de alimentos ricos en hierro.

Pruebas y diagnósticos

Semana 24 de embarazo

Una de las dudas que también suelen surgir es la de qué tipo de pruebas nos harán durante esta semana.

El hemograma

Esta prueba se encarga de comprobar si existe algún tipo de anemia durante el embarazo.

Test de O´Sullivan

Este test sirve para detectar embarazadas que tengan un mayor riesgo de padecer diabetes durante el embarazo y se realiza de forma rutinaria en el segundo trimestre.

Cómo está el bebé en la semana 24 de embarazo

Mujer en la semana 24 de embarazo

Una de las mayores dudas que nos suelen surgir esta semana es la de cómo estará tu bebé durante esta semana y cómo continúa su desarrollo.

Hoy vamos a resolver esas dudas. Debes saber que entre las cosas más destacables del desarrollo del feto están:

La mayoría de órganos sensoriales llegan a su maduración

En la semana 24 de embarazo el bebé está alcanzando la maduración en la mayoría de los órganos sensoriales como los del tacto, el olfato, el oído y las papilas gustativas.

Esto provoca que con el comienzo de la llegada de estímulos del exterior el feto comience a interactuar con los mismos.

Podemos saber que a través del líquido amniótico el feto comienza a experimentar sus primeros sabores y sus primeros olores.

Debido a la oscuridad que habita en el interior del útero el feto todavía no ha conseguido experimentar ningún tipo de sensación con la vista.

Cambios de posición del feto habituales

En la semana 24 de embarazo por lo general aún sigue habiendo un gran espacio en el saco amniótico. Esto permite al feto poder cambiar de posición varias veces a lo largo del día.

Aún así, eso no quita para que, en algún momento, puedas experimentar alguna patada o golpe que te dé, algo que toda embarazada desea sentir de su bebé.

Se alcanza la viabilidad fetal

En esta semana el feto consigue alcanzar una de las etapas más importantes, la viabilidad fetal.

Dicho de otra forma, tu bebé ya tiene más posibilidades de sobrevivir en caso de un parto prematuro, pues ya tiene sus órganos internos muy desarrollados.

Si ocurriese un parto prematuro los pediatras realizarían todas las maniobras que fuesen necesarias para ayudar al bebé a respirar y cumplir todas las funciones necesarias para poder adaptarse al ambiente extrauterino.

Se empieza a producir el surfactante pulmonar

En la semana 24 de embarazo se empieza a producir en los pulmones el surfactante pulmonar. Esta sustancia sirve de gran ayuda a la hora de intercambiar oxígeno en los pulmones.

En caso de que ocurriera una complicación en el parto que hiciese pensar que el bebé pudiera nacer de forma prematura, lo más común es que se le comience a administrar una medicación para poder acelerar la maduración de los pulmones.

Como ves, ya queda menos para que el embarazo llegue a su fin y por fin tengas a tu hijo en tus brazos, pero no debes impacientarte, pues el embarazo es un momento de conexión único entre tu hijo y tu así que debes centrarte y disfrutarlo el máximo tiempo posible.

Sobre el autor

Scroll al inicio