Trucos para que el bebé duerma en época de calor

Dentro de poco estaremos con altas temperaturas que nos impedirán dormir a gusto. Sin embargo, quien más lo sufre es un bebé porque dormir en época de calor es complicado para ellos.

Si tienes un bebé y temes que empiece a tener problemas para conciliar el sueño, y para descansar como debe, entonces esto te interesa. Y mucho.

El calor y la imposibilidad de un bebé para dormir

Para que una persona pueda dormir bien, la temperatura debe estar entre 19 y 21 grados. Normalmente esa es la ideal ya que, si está más alta o más baja, el ciclo del sueño es menos funcional, es decir, que no llegas a descansar. Además, tienes más posibilidades de despertarte.

En el caso del bebé pasa lo mismo, necesitan un ambiente adecuado para el descanso. Pero, cuando llega la época de calor, el problema es ese. Entonces, ¿qué hacer?

Lo primero que necesitas es saber si realmente el bebé tiene calor. Para ello, lo único que tienes que hacer es poner tu mano en su nuca. Si ves que está caliente, si está sudada o incluso si le han salido granitos, sabrás que tiene calor.

¿Y qué podemos hacer para ayudarle a que duerma mejor?

Trucos para que tu bebé duerma en verano
Fuente: Pixabay

1. Regula la temperatura

Para los bebés, debes tener una temperatura de entre 16 y 20 grados. Intenta aprovechar los ratos en que se puede abrir la ventaja para que entre frescor, y cerrar todo en las horas de mayor temperatura. Normalmente, a primera hora de la mañana y a última serán las indicadas para abrir las ventanas y las puertas y que la temperatura sea más agradable.

2. Utiliza un colchón transpirable

Para la cama, y sobre todo para la época de calor, es importante que optes por un colchón que sea transpirable para que no le dé calor sino que lo expulse.

3. Hidrata al bebé

En época de calor viene bien que el bebé tome mucha agua, o leche materna, lo que esté acostumbrado. El objetivo es que se mantenga hidratado tanto por el día como por la noche, porque eso le ayudará a dormir mucho mejor.

4. En época de calor, un baño antes de dormir

Un baño siempre es una actividad que los relaja y permite que su cuerpo se prepare para dormir. Por eso, en verano puede ser muy adecuado dejar esto para antes de acostarlo. Incluso puedes hacerlo por la mañana y por la noche.

Eso sí, aunque se esté en verano, no se recomienda que el agua esté fría. Tampoco tan caliente como en invierno, pero sí una temperatura media para que, cuando lo saques, no haya tanto contraste con la que hay fuera de la bañera (porque entonces le dará más calor).

Trucos para que tu bebé duerma en verano
Fuente: Pixabay

5. El aire acondicionado y el ventilador

Son dos elementos que utilizamos, a veces también por la noche, para paliar el calor en verano. El problema es que para el bebé puede ser contraproducente debido a que se puede resfriar fácilmente o bien tener sequedad en la garganta y nariz (con lo que se despertará inquieto y después será más difícil dormirlo).

Si los usas, debes asegurarte de colocar la cuna en donde no se produzcan corrientes ni los coloques de forma directa hacia ellos. Tampoco es recomendable que lo tenga sobre él, así que debes buscar una ubicación adecuada donde se beneficie de él pero sin que incida directamente.

6. La ropa para ir a dormir

Tanto la ropa de la cama como la del bebé ha de ser liviana, y para el verano. Con un juego de sábanas de algodón 100% es más que suficiente, y a veces solo necesitas poner la bajera y nada más, porque si hace demasiada calor y lo tapas generarás que sude y al final se despertará.

Con respecto al pijama para el bebé, intenta que sea de tejidos naturales, que facilite la transpiración y que le permita no pasar calor. Muchos lo que hacen es utilizar un body o una camiseta interior y el pañal, con eso en época de calor es suficiente.

7. El descanso del bebé

A veces, son los propios padres los que, con su calor corporal, generan que la temperatura del bebé también suba, sobre todo si son de los que se duermen en brazos.

Por eso, conviene empezar a acostumbrarlos a que duerman solos en la cuna, con el objetivo de que, al ponerlos sobre una superficie que estará fresca, pueden conciliar mejor el sueño.

Extra: Un truquito para que duerman mejor

Antes de terminar, queremos dejarte un truco para que tu bebé duerma mejor en época de calor. Consiste en mojar un poco la sábana de su cuna, y aplicarle frío (bien con el ventilador, el aire acondicionado, etc.). De esta forma, conseguirás que, cuando coloques al bebé (no de inmediato, siempre deja unos minutos), la cama esté más fresca y le ayude a conciliar el sueño y dormir mejor.

Si notas que por la noche suda mucho o tiene calor, puedes pasarle un paño humedecido por la nuca, los pies y las manos ya que le ayudará a bajar su temperatura corporal. Y no te olvides de darle agua para que se sienta mejor y pueda dormir.